Compartir

El primer mandatario anunció que el club vuelve a su nombre original: Defensores de Evita.

En el marco de la inauguración del Estadio Defensores de Evita ubicado en el barrio San Antonio de la ciudad capital, el gobernador de la provincia, Gildo Insfrán habló a los presentes y valoró la posibilidad de “reparar el compromiso indeleble” del expresidente Juan Domingo Perón en 1951 con los jóvenes formoseños.

En ese marco, destacó el discurso de los ex jugadores, expresando que “es lindo escuchar el relato de alguien que vivió, uno se trasporta a 70 años atrás”, mencionando el viaje en el año 1.951 en el que club sale Campeón de los Juegos Evita.

Asimismo, el mandatario dijo que “alegría que después de 70 años, alguien que tiene la misma ideología de Perón y Evita, venga a reparar este compromiso indeleble, que había hecho el General con estos jóvenes valientes formoseños”.

Así recordó aquel compromiso asumido por el General Juan Domingo Perón de otorgar un lugar para la cancha del club, luego de que el equipo obtenga el título en los Campeonatos Evita, pero que fue truncada por la autodenominada “Revolución Libertadora” de 1955.

“Desde aquel entonces demostraron al país de que somos capaces los formoseños cuando estamos unidos, organizados y solidarios”, aseveró.

Además, Insfrán manifestó: “Yo no quiero volver al pasado, pero quiero que nuestro pueblo tenga memoria, no solamente venimos a cumplir con Perón y Evita algo que ellos no pudieron hacer que era el estadio para el ganador de esa competencia, sino que también venimos a reparar actos injustos llevado adelante por otros compatriotas que no pensaban como nosotros”.

Y añadió: “Creyendo que con esas atrocidades podía hacer olvidar tan magnificas obras de esta dupla que nunca van a poder sacar del corazón del pueblo argentino”, a la vez que consideró: “Que han luchado por el ascenso social de los más humildes, algo tan anhelado”.

También el gobernador se refirió a la educación pública, afirmando que “gracias a ellos muchos de nosotros podemos, hoy, ser profesionales, tener una forma de vida diferente porque gracias al general tuvimos la gratuidad del ingreso del hijo de un obrero a la universidad a igual que cualquier otro ciudadano”.

Y recordó que “antes eso estaba vedado”, por lo que “estas son las cosas que hacen de que este pueblo siga teniendo esa postura de creer y acompañar a esta ideología”.

“Es importante contar esto, porque en estos 70 años han ocurrido muchas barbaridades”, sostuvo; y enfatizó el discurso de ex jugador Julio Díaz, indicando que “habla de estas cosas con tanta sencillez, elocuencia y verdad”.

De ese modo, Insfrán señaló que, para cerrar la grieta, los argentinos deben seguir ese camino: el de la verdad; y reconoció que “ambas partes cometieron errores”, sin embargo, aseguró que “estos no fueron de nosotros los argentinos, sino de intereses foráneos que utilizaba a algunos”.

“Si queremos verdaderamente nuestra Argentina, hay que superar la situación en que estamos y este es el camino, y desde Formosa estamos indicando que se puede, estamos diciendo al país unámonos no amontonémonos, unámonos por una Argentina verdaderamente potencia como soñaba el general”, reivindicó.

 A su vez, agradeció a la Comisión del Club Defensores de Formosa, anunciando que “a partir de ahora vuelve a ser Defensores de Evita”.

Ante de concluir, Insfrán citó una frase de José “Pepe” Mujica, ex presidente de Uruguay y dijo: “Pese a todas estas cosas yo no cultivo en mi jardín el odio, porque el odio estupidiza, el odio sirve solo para dividir,”. 

“Tratemos de amarnos más, cultivemos el amor y vamos a tener una Formosa cada vez más linda”, finalizó su discurso.

Seguidamente, recibió de manos del jefe de la Policía de la Provincia comisario general, Walter Arroyo y el subjefe comisario general Cirilo Bobadilla, un cuadro y una camiseta del club; y dio el puntapié inicial en la cancha de futbol.