Compartir

Durante una ceremonia litúrgica realizada este viernes por la mañana en la planta baja de la Casa de Gobierno, el gobernador Gildo Insfrán junto a colaboradores recibió al Cirio Pascual.

Durante el oficio religioso el párroco de la Iglesia Catedral Antonio Caballero renovó el llamamiento a la convivencia en paz en toda la provincia.

El  primer mandatario estuvo acompañado por su hija  Sofía,  el intendente, Jorge Jofré, el Jefe de Gabinete, Antonio Ferreira, entre varios ministros y empleados que cumplen sus tareas en la sede del Poder Ejecutivo. Estos junto a titulares de entes autárquicos y descentralizados se unieron al gobernador en el encendido y bendición de las velas que les fueron entregadas para que la luminosidad del Cirio Pascual se convierta en una compañía constante de todos los actos de sus vidas.

El Cirio ingresó portada por efectivos de la Guardia de Honor “Comandante Fontana” y tras ser colocada en el altar, se inició la ceremonia que propuso sentidas reflexiones y oraciones.

El párroco Antonio Caballero dijo que “rezamos para que desde la sede gubernamental se pueda construir lo que desde hace mucho proclamamos desde la Iglesia que es la paz respetando los valores y sobre todo la vida y dignidad de cada persona”.

Aludió a que “el Papa Francisco nos invita de manera reiterada a ser una iglesia que pueda curar y salir al encuentro de la gente pobre que es quien más sufre, y es el Señor el que nos llama a servirlo con humildad y respetando profundamente su dignidad”. “Los hermanos y hermanas que más necesitan nos demandan una actitud de profundo servicio”, expuso concluyente.