Insfrán se refirió al justicialismo de capitalización para enfrentar el siglo XXI

Compartir

En ocasión de inaugurar nuevas obras en la sede del Sindicato de Trabajadores Viales, el gobernador Gildo Insfrán  asigno especial dedicación en su mensaje a los desafíos que la denominada era de la robótica ya plantea, parangonándola con las secuelas de desempleados que dejo la revolución industrial.

En ese sentido, exhorto a los trabajadores a asignar carácter prioritario a la innovación científica y la tecnología y sobre todo a admitir la necesidad impostergable de formarse y capacitarse para adaptarse a las exigencias de los nuevos tiempos.

Señalo el gobernador que ese es un desafío que convoca a los  peronistas y que, según su criterio, se inscribe en lo que denomina el Justicialismo del Siglo XXI, fundamentado en la actualización doctrinaria que sugería en su legado el creador del Movimiento Nacional Justicialista, general Juan Domingo Perón.

«Yo lo denomino Justicialismo de Capitalización», definio para clarificar que para que ello se materialice deben materializarse tres conceptos:  salario justo, precio justo y ahorro justo», esclareció.

Preciso que el ahorro puede ser individual o colectivo. Individual cuando cada cual a traves de su ingreso hace el ahorro correspondiente pero el ahorro colectivo es, por ejemplo, nuestra Caja de Previsión.

«Eso es un ahorro; pero también tenemos que llegar a ser parte de las ganancias del capital porque por sí solo no genera riqueza….el capital necesita del trabajo y ambas partes generan riqueza».

De allí que insistiera sobre la importancia de las ideologías porque en una de ellas se concentra la riqueza y en otra se pone a todo en un pie de igualdad sin mencionarse a la justicia social.

«Nosotros queremos la justicia social en donde cada uno se pueda realizar en una comunidad que se realiza, donde cada uno pueda tener la posibilidad de cumplir con esas tres cosas: salario justo, precio justo y ahorro justo.

Reitero que esas tres cosas representan la base de la justicia social y ya se puede percibir cuán lejos se está de ella y cuanto se ha retrogradado la comunidad.

«Antes discutíamos porque nos sacaban Ganancias y hoy lo hacemos parea determinar cómo preservamos nuestras fuentes laborales y vemos como con la desvalorización de la moneda se pierde  al mismo tiempo el valor adquisitivo de los salarios», reflexiono.

Con ese fundamento, Insfran señala que no es fácil la tarea que hay que encarar en el futuro porque » esto podemos lograrlos si comprendemos definitivamente que hay una palabra mágica para el momento que estamos viviendo y es la unidad».

«Si somos capaces de dejar de lado todas aquellas inquinas que podamos tener en forma personal y pensar en ese objetivo mayor que es la unidad que nos puede dar nuestra doctrina, puedo asegurar que hay 2019», significo.