Compartir

Una nueva charla destinada a los vecinos y pacientes fue concretada en el centro de salud del Barrio San Agustín de esta capital. El tema central fue como evitar que los mosquitos se críen y reproduzcan en las casas.

Cabe señalarse que esta acción forma parte del fortalecimiento de la campaña que se viene llevando adelante para evitar la presencia del Aedes aegypti, insecto vector de las enfermedades de Dengue, Zika y Chikungunya. Cabe recordar que la mencionada especie de mosquitos posee hábitos domiciliarios y elije para vivir los mismos espacios que frecuentan las personas.

De este modo, profesionales y agentes de salud a cargo de la charla apuntaron a concientizar a la comunidad de este barrio y de otros cercanos sobre como “evitar estas enfermedades si trabajamos desde la información, con responsabilidad, compromiso y solidaridad con nuestros semejantes. Porque si cada uno hacemos nuestra parte, ya hacemos bastante por el otro”, exhortaron.

En primer término, los expositores hablaron de la necesidad “imperiosa tomarse un tiempo del día para eliminar los recipientes que reúnen las características adecuadas para ser criaderos”. Describiendo a los mismos como: ahuecados, con paredes, que puedan juntar agua limpia quieta y que estén en lugares frescos “más bien a la sombra”.

Así recalcaron que debemos destruir todos los objetos que tengas las características mencionadas, como también sus restos o pedazos. “Usualmente”, -dijeron- son recipientes que no usamos y están tirados en los patios a la intemperie”, siendo los ideales para que se alojen los mosquitos, pongan sus huevos y se reproduzcan.

“Otra manera” –explicaron en detalle- es tratar adecuadamente (desagotando, limpiando y cambiando el agua) de los objetos que se utilizan para juntar agua por razones de uso diario, como por ejemplo: baldes, palanganas, bebederos de animales, cubetas de desagote de los acondicionadores de aire, goteras o canaletas, bebederos de mascotas, floreros, portamacetas, aljibes, tanques, cántaros y otros. “Todos deben ser tapados herméticamente para impedir también que el mosquito se meta a vivir ahí”.