Insisten en la importancia de prevenir accidentes domésticos en los niños

Compartir

Pueden evitarse con la vigilancia y las medidas de precaución que tomen los adultos

Los accidentes son una de las primeras causas de muerte en los niños. La edad donde son más frecuentes los accidentes infantiles es en menores de 5 años. En este contexto, desde el Ministerio de Desarrollo Humano provincial, se recuerda que es un problema prevenible, posible de evitar tomando consciencia y poniendo en práctica una serie de medidas fundamentales.

“Generalmente, la mayor parte del día, la familia pasa su tiempo en el hogar y es allí donde están las posibilidades de que ocurra algún accidente doméstico de cualquier tipo. Y si bien todos los miembros de la familia tienen las mismas posibilidades de sufrir un accidente, los niños son los más vulnerables y los que sufren con mayor frecuencia”, explicaron.

Las estadísticas demuestran que es en los ámbitos domésticos donde los niños, sobre todos los más pequeños de hasta 5 años, sufren los accidentes en mayor medida y es importante aprender a prevenirlos.

“Los niños tienen más probabilidad de padecer lesiones involuntarias ocasionadas por este tipo de hechos, que de sufrir cualquier enfermedad grave” aseguraron. Al tiempo indicaron que “por eso es necesaria la constante vigilancia y la mirada del adulto, porque es quien debe anticiparse cuidando el espacio y poniendo fuera de su alcance objetos peligrosos para que las lesiones no sucedan”.   

Medidas de Prevención

En este sentido, remarcaron algunas de las medidas preventivas a tener en cuenta. Recomendaron que para evitar los traumatismos por caídas es necesario “mantener el suelo libre de obstáculos; evitar las superficies resbaladizas; colocar alfombras antideslizantes en las bañeras; colocar barandas y protecciones en las escaleras, balcones y ventanas; cercar las piletas de natación; tapar los pozos y desniveles que puedan haber en los patios, entre otras”. También insistieron en no colocar muebles cerca de ventanas o balcones, ya que los niños pueden treparse.

Intoxicaciones, alergias e irritaciones

Por otra parte, para evitar las intoxicaciones, alergias e irritaciones, recalcaron  “Los adultos deben guardar todo lo que sea medicamentos, productos de limpieza e insecticidas y productos de jardinería en lugar seguro, para mantenerlos completamente fuera del alcance de los más pequeños. También hay que tomar la precaución de no almacenar conjuntamente distintos tipos de productos (alimenticios, tóxicos, etc.), y de no colocar productos líquidos tóxicos en botellas de gaseosas que confunden a los niños.

Quemaduras

Para prevenir quemaduras  aconsejaron que en la cocina, se  utilicen preferentemente las hornallas de atrás en lugar de las adelante, además de no  dejar nunca los mangos de sartenes u ollas cerca del borde, ni dejar el mate, la pava, el termo u objetos similares  al alcance de los niños. Se debe, además, proteger a los pequeños del contacto con el horno, estufa y calefactores.

Heridas cortantes

Finalmente, recomendaron medidas para evitar que se provoquen heridas. Para ello, explicaron que debe mantenerse fuera de  su alcance todos aquellos objetos que presenten superficies cortantes y punzantes como: cuchillos, agujas de coser, tijeras, herramientas y otros. Y también es necesario colocar las herramientas en cajones con las puntas o elementos filosos hacia dentro.

Desde la cartera de salud local se recuerda a los adultos que debe tenerse en cuenta que los accidentes domésticos en los niños son evitables, y que si seguimos esta serie de  recomendaciones sencillas  podemos conservar especialmente la integridad de los más pequeños, y al mismo tiempo de toda la familia. Además, si sucediera algún tipo de accidente, debe concurrir inmediatamente al hospital o centro de salud más cercano al domicilio.