Instan a continuar con las medidas de prevención contra el coronavirus y el dengue

Compartir

Desde el Ministerio de Desarrollo Humano se insta a las familias a continuar cumpliendo con las medidas de prevención que, permanentemente, se difunden, tanto para el coronavirus como para el dengue, a fin de cuidar la propia salud y, a su vez, cuidar la salud de todos.

En tal sentido, solicitaron continuar aplicando todas las medidas que apuntan a evitar la transmisión y el contagio de la enfermedad COVID-19, como ser: el uso del barbijo al salir de las casas, el distanciamiento físico con otras personas, de al menos 2 metros, el lavado de manos frecuente con agua y jabón y, cuando no se puede higienizar las manos con estos elementos, hacerlo con alcohol en gel.

A lo anterior, agregaron: utilizar lavandina diluida en agua para la desinfección de los ambientes, superficies y los objetos de uso común (perillas de luz, canillas, teléfonos, teclados y pc, picaportes); ventilar la casa diariamente; no compartir cubiertos ni elementos de uso personal (toallas, vasos, repasadores).

Dengue

Asimismo, recordaron que, si bien aún no estamos en verano, es importante continuar profundizando las acciones tendientes a tratar, adecuadamente, todos los recipientes que pueden convertirse en criadero del Aedes aegypti, mosquito vector del dengue, teniendo en cuenta que este insecto elige para vivir, poner sus huevos y reproducirse, los objetos ahuecados, que forman paredes y que acumulan agua en su interior, ya sean grandes o pequeños.

Al mismo tiempo, indicaron que lo fundamental es eliminar los recipientes que están tirados o en desuso y si no pueden eliminarse deben ser tratados debidamente, aplicando el larvicida basivec que entregan los brigadistas, de manera gratuita, cuando visitan las casas.

Al respecto, insistieron en que el larvicida no causa daño a los humanos, animales, ni a las plantas y es altamente efectivo para eliminar las larvas del mosquito, para que estos no se sigan desarrollando y lleguen a su etapa adulta, que es cuando vuelan y pican, transmitiendo la enfermedad.

En tal sentido, recomendaron que, en paralelo a las medidas mencionadas anteriormente con los objetos y recipientes, es importante también seguir con el uso del repelente. Este debe aplicarse cada 2 o 3 horas, a lo largo del día, pero en especial en las primeras horas del día y al atardecer, sobre la piel y sobre la ropa.