Compartir

El Comando de Emergencia de la Municipalidad desarrolló intensas tareas desde la noche del lunes y durante la jornada del martes para mitigar los efectos de las torrenciales precipitaciones que afectaron a la ciudad, en el marco del protocolo de intervención previsto frente a estas adversidades climáticas. 

El director de Prevención y Emergencia, Alfredo Sánchez, explicó que cayeron casi 90 mm, desde las 19 horas del lunes hasta las 10 horas del martes, y las tareas se concentraron en varios frentes teniendo en cuenta que son numerosos los sectores de barrios que están bajo la cota de construcción por lo cual sufren anegamientos parciales y momentáneos. 

Resaltó que se trata de una problemática estructural que tendrá una solución definitiva reconfigurando esos asentamientos que se realizaron en forma desordenada sobre loteos irregulares y también donde algunas personas se instalaron en lugares donde el agua se acumula. 

“De manera ininterrumpida, desde la noche del lunes, trabajadores municipales y cooperativistas, junto a maquinarias, intervinieron en las tareas previstas para apresurar el escurrimiento de las aguas, con la limpieza y desobstrucción de todos los drenajes y conductos construidos”, recalcó. 

Además, Sánchez apuntó que el contexto que se vive es difícil por cuanto ya se había anticipado meses atrás que estas situaciones se podrían producir y se potencian por la enorme masa de agua que movilizan el río Paraguay y sus afluentes como producto de una creciente inédita.