Intenso trabajo de la Policía con controles preventivos en los límites provinciales

Compartir

El jefe del Departamento de Operaciones de la Policía de Formosa, el comisario inspector Raúl Lugo, se refirió al trabajo que viene cumpliendo, siempre de manera coordinada la fuerza de seguridad con la cartera sanitaria en los controles de ingreso a Formosa, durante el contexto de la pandemia COVID-19 y explicó en que consiste el mismo. 

Cabe recordar que desde el pasado 23 de marzo, a las cero horas, comenzó a regir un nuevo protocolo de ingreso.

“El protocolo en los distintos accesos a la provincia consiste en controles sanitarios en el lugar, donde a la gente que tenga intenciones de ingresar al territorio se les hacen preguntas relacionadas a los síntomas que puedan padecer”, detalló en contacto con AGENFOR.

Precisó que además “se realiza el control de temperatura y también en el lugar firman una declaración jurada donde consignan los datos personales, un número de teléfono de contacto y el domicilio donde van a permanecer”.

Del mismo modo, “tienen que firmar un consentimiento mediante el cual se comprometen a respetar el protocolo sanitario”; para luego recalcar que “ya no se exige un test de PCR negativo” a quienes ingresan. 

Por su parte, a aquellas personas que acrediten tener las dosis de la vacuna contra el COVID-19 o que ya hayan transitado la enfermedad, “igualmente se les hace el hisopado de control preventivo y se le toma la muestra de los antígenos para verificar que tienen los anticuerpos contra el virus”.

Los resultados de dicho estudio se aguardan en el domicilio que fuera consignado en la declaración jurada, especificó.

A su vez, “en caso de dar positivo el test de PCR, la autoridad sanitaria conjuntamente con la Policía notificará a la persona en su domicilio activándose de inmediato el protocolo para esos casos”, puntualizó. 

Fiestas clandestinas

Por otro lado, el comisario inspector Lugo recordó que los fines de semana, como es habitual, la Policía realiza un refuerzo del operativo de seguridad en las distintas localidades del interior así como en la capital de Formosa, con una finalidad preventiva y de cuidado ante el contexto de la pandemia de COVID-19.

En ese sentido, dijo que lo que se busca “es identificar y evitar la realización de fiestas clandestinas”, en razón de que “sabemos que las aglomeración de personas son un potencial riesgo de contagios” contando para esas tareas con un refuerzo cuantitativo de efectivos.

También a través del sistema telefónico del 911, indicó, se reciben las llamadas de la población dando aviso “para que con esa información se concurra a constatar lo que esté sucediendo”.

“Lo primero es hacer cesar la actividad y de inmediato dar aviso a la Justicia provincial para su intervención”, completó finalmente.