Interbloque de senadores y senadoras del Frente de Todos se mostró unido en Tucumán

Compartir

Senadores y senadoras del interbloque del Frente de Todos -encabezados por José Mayans, Juliana Di Tullio y Anabel Fernández Sagasti- analizaron aspectos vinculados a la actividad productiva de la provincia de Tucumán, durante un encuentro que mantuvieron, hoy,  con el jefe del Gabinete Nacional, Juan Manzur, y el gobernador provincial, Osvaldo Jaldo, en la Casa de Gobierno tucumana, en esta capital.

Con una representación federal de diecisiete legisladores y legisladoras, el peronismo se mostró unido y atento a la situación de las economías regionales, e inició, de esa manera, una serie de recorridas por el interior del país para tomar contacto directo con productores, trabajadores y autoridades locales, en sus respectivos lugares.

La comitiva estuvo integrada, además de Mayans (presidente del Interbloque FdT, Formosa),  Fernández Sagasti (vicepresidenta del interbloque FdT, Mendoza) y Di Tullio (presidenta del bloque Unidad Ciudadana, Buenos Aires); por los senadores y senadoras: Pablo Yedlin y Sandra Mendoza (Tucumán); Lucía Corpacci y Guillermo Andrada (Catamarca), Carlos Espínola (Corrientes), Edgardo Kueider (Entre Ríos), Daniel Bensusán (La Pampa), Rubén Uñac ( San Juan), Sergio Leavy (Salta), Silvia Sapag (Neuquén), Guillermo Snopek (Jujuy), Antonio Rodas (Chaco), Marcelo Lewandowski (Santa Fe) y Ricardo Guerra (La Rioja). A ellos se sumó, como invitada, su par del bloque unipersonal Hay Futuro Argentina, Clara Vega (La Rioja).

  Durante el encuentro, Manzur destacó la relevancia de llevar el interbloque a las provincias. “Me parece una idea brillante”, señaló. Al mismo tiempo, marcó la necesidad de “volver a posicionar al interior de la Argentina en su justo lugar, que supo tener en el pasado”.

Luego de sostener que, después de la caída del primer peronismo, con el golpe de 1955, se fue construyendo “una Argentina asimétrica”, consideró que el Justicialismo tiene la responsabilidad  histórica de revertir esa situación.

A su turno, Mayans remarcó la “importancia de la reunión en Tucumán”, por el espíritu federal del encuentro y por los temas abordados. Recordó que Perón decía que “gobernar es crear trabajo, porque el trabajo es un derecho y hace a la dignidad del hombre”. 

Tras destacar la recuperación económica que vino teniendo el país en el último año, Mayans sostuvo que el Gobierno nacional vino haciendo “un gran esfuerzo” por alcanzar “una distribución justa que permita el desarrollo económico y social de nuestro de pueblo, porque la verdadera política es la que trabaja por la dignidad de las personas”.

“Nuestro objetivo, decía Perón, es alcanzar la justicia social, para que cada persona se realice, porque, a mayor justicia social, mayor paz social; y a mayor injusticia social, mayor violencia social”, indicó.

“Los que estamos acá, -prosiguió- que representamos a los estados provinciales, el Jefe de Gabinete de Ministros, el Gobernador, el vicegobernador (el senador mandato cumplido Sergio Mansilla), estamos en el  trabajo de reparar a una Argentina, que recibimos con un alto grado de endeudamiento, de pobreza y de indigencia”.

Di Tullio, por su parte, sostuvo que “los senadores y las senadoras no hemos venido de visita a Tucumán. Vinimos a apropiarnos de cada una de las realidades que se viven en la provincia” y marcó la necesidad de pensar “cómo construir una país mucho más justo”.

 La senadora oriunda de la ciudad de Morón, provincia de Buenos Aires, reseñó que, como bonaerense, “ los vecinos del GBA precisan que crezca el interior, porque  así mejorará su calidad de vida”. “Lo que debemos precisar es cómo crece y hacía dónde crece la Argentina”, completó.

Luego, en rueda de prensa, Fernández Sagasti subrayó que el clima de funcionamiento en el interbloque “es de mucho trabajo, de mucho federalismo y por supuesto, como siempre decimos con José y Juliana, es un interbloque donde se debate todo, absolutamente todo y nos tomamos el tiempo necesario para que cada senador y senadora expongan las preocupaciones, anhelos y proyectos que tienen para sus provincias”. “Obviamente, luego, discutimos las cuestiones nacionales. Pero bloque ha pasado dos instancias en que votamos de forma diferente y hemos seguido unidos. Lo primero que dijimos con José (por Mayans) fue que la unidad de nuestro bloque era el norte principal a seguir y es lo que estamos haciendo”, respondió a una consulta sobre las supuestos cortocircuitos políticos internos en el Frente de Todos.

“Creo que llevar la agenda de las provincias al Senado es nuestra función. Se debe recordar que el Senado es la única institución en que todas las provincias están representadas en forma igualitaria. Todas tienen tres representantes y creo que esta decisión que hemos tomado (de viajar al interior como interbloque) llevará a la riqueza de que podamos plantear muchas situaciones de las provincias.  Hoy empezamos con Tucumán, nos vamos a llevar mucha tarea y está el compromiso de todo el bloque para colaborar desde el Senado”, abundó.

Como anfitrión, el tucumano Yedlin dio la bienvenida a sus compañeros de bancada e informó que esta visita fue “el comienzo de una gira que va continuar por el resto de las provincias argentinas”.

Después de pasar por la Casa de Gobierno provincial, los senadores y senadoras continuaron con su agenda que incluyó sendas visitas a la histórica Casa de Tucumán, un ingenio azucarero, una empresa citrícola en la localidad de Famaillá y a un hospital de la capital tucumana.