Interior provincial contra el vector del dengue

Compartir

Laguna Blanca, las Lomitas, Clorinda, Los Chiriguanos, Ingeniero Juárez, General Guemes, serán los localidades alcanzadas en el día de la fecha.

Desde el Ministerio de Desarrollo Humano de Formosa, se informó que para este lunes está programada la continuidad del ciclo de acciones de la amplia campaña contra el vector del dengue que se viene desarrollando a lo largo del año en la provincia.

De este modo, responsables a cargo de los operativos en el interior, detallaron que las tareas preventivas se estarán efectivizando durante la jornada de hoy en Laguna Blanca, Las Lomitas, Clorinda, Los Chiriguanos, Ingeniero Juárez, General Güemes.

Asimismo, los parajes y poblaciones aledañas a las de referencia nombradas serán también alcanzados con la finalidad de aumentar la cobertura de prevención.

En cada lugar, se fumigarán los espacios públicos (plazas, calles, clubes), casas y patios. Los brigadistas también conversarán con los vecinos para concientizar acerca de las numerosos cuidados que deben cumplimentarse en los domicilios y que tiene como medida clave, evitar la presencia del Aedes aegypti, mosquito transmisor del dengue, zika y chikungunya a través de la eliminación de criaderos.

El mosquito
El Aedes aegypti es una especie de mosquito de color negro que posee rayas blancas en el dorso de su cuerpo y en las patas. Este mosquito hace de vector del virus del dengue, también fiebre chikungunya y el zika, de una persona infectada a otra, la cual puede ser a cualquier hora del día pero preferentemente su mayor actividad de alimentación es en las primeras horas del día (amanecer) o al caer la tarde (atardecer).

Prevención
La medida central es el tratamiento constante de todo tipo de recipientes, como también la vigilancia de los espacios naturales que puedan constituirse en criaderos. Para ello es necesario por un lado, eliminar cualquier objeto o partes del mismo que no son de utilidad. Este proceso puede ser por medio del desecho en bolsas de residuos cerradas, o pueden también ser enterrados o quemados.

Se aconseja tapar herméticamente los objetos que se usan para el acopio de agua; además cuando se trata de otros receptáculos como baldes y similares, estos se deben colocar boca abajo o bajo techo cuando no se estén utilizando para evitar que junten agua. En tanto que los espacios naturales deben ser desagotados o tapados con tierra o arena.

La eliminación de criaderos debe ser acompañada de otra medida esencial que es evitar la picadura de mosquitos, la aplicación de repelentes en todo el cuerpo, tanto en partes expuestas como por sobre la ropa, más que nada cuando las personas se encuentran al aire libre.

Otro método es el empleo de espirales, tabletas termoevaporables, spray, aerosoles y cualquier otro insecticida apto para el uso doméstico con el fin de ahuyentar al insecto, sobre todo en épocas lluviosas, al amanecer y anochecer que es cuando encontramos más presencia de mosquitos y estamos más propensos a sus picaduras.

Asimismo, el uso de telas mosqueras en puertas y ventanas para impedir el ingreso del insecto a las viviendas como el uso de mosquiteros de cama para proteger de picaduras durante las horas de sueño son otras de las medidas que deben ponerse en práctica.