Compartir

Frente al sorpresivo y total paro de colectivos del transporte urbano de pasajeros de la Empresa Crucero del Sur Agrupación, que deja sin un servicio público a más de 58 mil usuarios, la Defensoría del Pueblo de la Provincia de Formosa mediante la Actuación Nº 1122/19 Intimó a la UTA -Unión Tranviaria de Automotor- Sucursal Formosa, a que en forma urgente cesen todas las acciones y medidas que impiden la prestación de un servicio de emergencia, en el marco del paro total del servicio de transporte urbano de pasajeros”.

Se les demandó, además, bajo apercibimiento de Ley a que liberen la zona de ingreso y egreso de colectivos de la actual concesionaria, que se encuentra clausurada mediante la utilización de unidades de la misma y se le solicitó que se abstengan de llevar adelante cualquier otra conducta que imposibilite o perturbe el cumplimiento del Servicio de Emergencia que necesita la gente.

El Ombudsman Provincial Dr. José Leonardo Gialluca fundamentó esta petición en lo dispuesto en la Ordenanza Nº 2143/89 “Reglamento para el Servicio de Transporte Urbano de Pasajeros de la Ciudad de Formosa”, Inc.p) del Art. 38, recordando que en caso de paros o huelgas del personal, sea nacional, provincial o local, los concesionarios y los respectivos gremios, tienen la obligación de mantener un Servicio de Emergencia que asegure una regularidad de dos  horas entre una unidad y otra en todo el territorio de las líneas afectadas.

No desconocemos el derecho constitucional que les asiste a llamarse a huelga, pero también es cierto que hay que informarles a todos los usuarios la verdad real de los hechos.

En este sentido, Gialluca denunció que “esta situación es patética y se produce entonces, “un enfrentamiento de pobres contra pobres, de trabajadores contra usuarios que necesitan cumplir con sus obligaciones y para ello requieren del transporte público de pasajeros”.