Compartir

Con una cena que reunió a toda la “familia del Instituto Provincial de la Vivienda”, el organismo celebro su 45° aniversario con un renovado compromiso en la construcción primaria de hacer realidad el techo propio a muchas familias y con ello gestando comunidad”.

Se brindo un “homenaje a todos los que hicieron el IPV, , muchos de ellos ya no están con nosotros y también quienes se han acogido al beneficio de la jubilación y por supuesto también quienes estuvieron compartiendo la mesa de celebración con más de 25 años de servicio”.

El ministro de Economía, Jorge Ibáñez estuvo junto al titular del IPV, Marcelo Ugelli y la diputada nacional Inés Beatriz Lotto de Vecchietti, destacándose la “valiosa tarea” que despliega este estamento, “sobre todo porque todo aquel que anhela la casa propia en alguna ocasión acudió a este organismo y muchos de ellos hicieron realidad ese sueño del techo digno para su familia a través del instituto”.

El ministro expuso el escenario actual señalando que “transitamos momentos difíciles, sobre todo porque quisiéramos que tuvieran otro ritmo la construcción de las viviendas sociales en Formosa. De todos modos y más allá de esta situación seguimos gestionando ante el estado nacional, marcando que de todos modos una de las áreas, como la de Hábitat anda muy bien ya que tenemos programas federales articulando de manera satisfactoria”.

Pero el resto de los planes de viviendas no marcha bien, y es algo común en todas las provincias del norte del país, y así lo expresaron coincidentes en la reunión que se hizo entre los titulares de organismos habitacionales de cinco estados argentinos que se realizo en esta ciudad hace pocos días”, expuso, para señalar que “hemos prendido la luz de alarma en cuanto a las demoras, y como preocupación mayor  los planes de viviendas para aborígenes y las rurales”.

Ugelli

El administrador del IPV significo que la institución dispone de una “capacidad instalada importantísima, recursos humanos de enorme compromiso social en todas sus áreas”.

Afirmo que “en este tiempo es imposible pensar en construir viviendas sin tener en cuenta que de manera paralela estamos edificando comunidad, a partir de que los programas comprende una atención integral al vecino”.

Aunque advirtió que “estamos en un año particular, donde a pesar de las muchísimas gestiones durante el 2016, que continúan por supuesto, no logramos avanzar como habríamos querido. Estamos en un tercio, y realmente deberíamos estar mucho mejor, es la realidad que tenemos”

Indico que “pese a todo y gracias a una decisión política del gobernador (Gildo) Insfran no paramos, y es por eso que estamos en la parte final de avance de 400 viviendas más en la Nueva Formosa. Creo que en poco tiempo más habrá novedades en cuanto a un nuevo proceso de sorteo, esperemos que el clima acompañe para que los trabajos últimos de las unidades habitacionales puedan ser ejecutados con celeridad”.