Compartir

Con el objetivo de acentuar el control periódico sobre la salud de los más chiquitos, fue puesto en marcha un nuevo operativo sanitario de Libretas de Salud Escolar en el Jardín de Infantes 3 del barrio Juan Domingo Perón.

La actividad fue realizada por un equipo del centro de atención primaria ubicado el citado barrio, ubicado en la circunscripción cinco de nuestra ciudad, mediante una nueva edición del mencionado Programa Provincial.

En la jornada, los jardineritos recibieron de manera completamente gratuita una serie de controles, tanto médicos desde distintas disciplinas como también de enfermería. A estos fueron sumados otros servicios como la aplicación de vacunas, la entrega de kits odontológicos, la promoción de hábitos saludables y la gestión de turnos programados para “los que requerían una atención más especializada en el centro de salud, de acuerdo a la detección de algún síntoma, factor de riesgo o patología”, según comentaron desde el equipo sanitario.

Entre las atenciones ofrecidas, fue controlada la tensión arterial y temperatura corporal, más la medición de peso, estatura y talla; también se observó la agudeza visual y auditiva, más la respectiva revisión odontológica, seguida de otros  diversos exámenes pediátricos clínicos y físicos que se encuentran establecidos para constatar el buen estado de salud, crecimiento y desarrollo de los niños de esta edad.

Por su parte fue efectuado el seguimiento del carnet de inmunizaciones con el fin de chequear que cada uno de los pequeños “lo tenga completo y actualizado”. Mientras que en los casos que se registraron dosis o esquemas incompletos “se aplicaron las vacunas indicadas en el calendario de vacunación vigente”, señalaron los vacunadores a cargo.

En tanto que como complemento de las acciones sanitarias dispensadas, se llevó adelante una charla en la que pediatras, clínicos, odontólogos, enfermeros y vacunadores, cada uno desde su disciplina, brindaron a los niños, docentes y padres que acompañaron una lista de consejos para cuidar la salud y, al mismo tiempo evitar enfermedades prevenibles “con la simple práctica de hábitos sanos que conviene siempre instalar desde la infancia para que perduren en la edad adulta”, aseguraron desde la dirección del centro de salud organizador.

Consumir alimentos sanos “cumpliendo con las cuatro comidas del día: desayuno almuerzo, merienda y cena”, lavado de manos “todas las veces que podamos y en especial antes de comer y después de ir al baño”, aseo personal, higiene de la casa “con la colaboración de los niños para que aprendan a tener su lugar limpio y ordenado”, realización de una actividad física “que los ayude a dejar de lado el sedentarismo que en la actualidad se vincula a estar muchas horas frente a la tv, tablet o computadora”, y la consulta periódica con el equipo de salud, fueron algunas de las sugerencias difundidas.