Jardineritos fueron beneficiados con completos controles de salud

Compartir

Sumaron una charla para cuidar la salud bucal y la actualización de las vacunas del ingreso escolar

Un nuevo operativo del Programa Provincial de Libretas de Salud Escolar, tuvo lugar en el JIN Nº 12 del barrio San Antonio, para controlar la salud de los jardineritos que hace poco más de dos semanas regresaron a las clases áulicas, luego del receso a la presencialidad escolar ocasionada por la pandemia de COVID – 19.

La actividad fue desplegada por un equipo del centro de salud San Antonio, que días previos, articuló con la dirección de la mencionada institución educativa, a fin de garantizar el cumplimiento de los protocolos y medidas de prevención del coronavirus, tanto para los niños, como para los padres y docentes.

Los controles se llevaron a cabo en dos jornadas consecutivas, alcanzando en la primera “a 38 niñitos” y en la segunda a “28 más”, según comentó la directora del centro de salud San Antonio, doctora Carina Guillard, quien describió al operativo como “completo e integral, para asegurarnos que los chicos estén en buen estado de salud y tengan un buen rendimiento escolar, ahora que volvieron a las aulas después de un largo tiempo”.

Los exámenes abarcaron: revisión auditiva y visual; control de la tensión arterial, temperatura, peso y talla. Además, desde el servicio de odontología, examinaron el estado bucodental de cada chiquito y, a la vez, dieron una breve charla “para enseñarles los cuidados que deben tener con su salud bucal, detallaron cómo debe hacerse el cepillado, cuántas veces y en qué momentos del día. Y entregaron pastas y cepillos dentales”, precisó la doctora.

Indicó, seguidamente, que se chequearon los carnets de vacunas y se completaron los esquemas que corresponden a la edad del ingreso escolar. En lo que respecta al control médico, en particular, señaló que incluyeron la evaluación cardiovascular y respiratoria, preguntamos los antecedentes familiares de enfermedades y otros, que pueden estar vinculados a la salud de cada niño. Más otros controles pediátricos básicos que se deben hacer a esta edad.

Por último, luego de las atenciones generales, fueron programados turnos para interconsultas, “en este caso, con especialistas en psicología, nutrición y cirugía, esto por la detección de una hernia umbilical. Ya entregamos a los padres que acompañaron a los chiquitos, los días y horarios que deben asistir a la interconsulta”.

“Aun nos quedaron algunos por controlar porque la matrícula que tiene el jardincito es de más cantidad de niños.  Por diversos motivos no todos estuvieron presentes, por lo tanto, nos queda pendiente reprogramar la actividad para controlar a los que todavía faltan”, aseguró en el cierre.