Jornada de vacunación canina y felina en el interior

Compartir

Desde el departamento de Control de Vectores y Zoonosis dependiente de la cartera sanitaria provincial, se informó que se llevó a cabo un nuevo operativo de vacunación antirrábica destinada a perros y gatos en la Colonia Bañadero, cercana a la localidad de Villa 213 en el sureste de la provincia.

Estas acciones sanitarias desplegadas una vez más, forman parte de la continuidad de la campaña vigente que realiza durante todo el año el ministerio de Desarrollo Humano a lo largo y ancho del territorio provincial en distintas ciudades, localidades, parajes y comunidades.

En la oportunidad, las acciones de vacunación fueron efectuadas de manera conjunta por personal del departamento de Vectores y Zoonosis del nivel central y la base de vectores del hospital de la localidad El Colorado.

Referente a cargo, recordaron que el objetivo de esta campaña consiste en “evitar la transmisión de la rabia por medio de la vacunación” ya que es el método “más efectivo de inmunizar a las mascotas contra esta enfermedad”.

Acerca de la labor llevada a cabo y del recibimiento de los vecinos remarcaron que “ha sido muy positivo porque los vecinos se suman acercando a sus perros y gatos. Esto demuestra su interés por cuidar la salud de sus mascotas y también de las personas que conviven con ellas. Es fundamental que los dueños tengan esta conducta responsable”,

Al mismo tiempo, explicaron que antes de cada visita a las poblaciones del interior,  los operativos son articulados con cada municipio, mientras que “se difunde y se pone en conocimiento a los vecinos para que vayan preparándose adecuadamente”. El requisito fundamental es acercar a las mascotas con correa o lazo para poder sujetarlos y si es necesario con bozal, de acuerdo al carácter de cada animal.

Prevención

Se recuerda que las principales medidas de prevención de la rabia son: vacunar obligatoriamente a perros y gatos a partir de los 3 meses de edad y revacunarlos anualmente, evitar el contacto con perros y gatos desconocidos o callejeros, evitar el contacto con murciélagos, especialmente si están caídos o con signos de enfermedad y consultar al Centro de Salud más cercano ante cualquier mordedura.