Compartir

Para fortalecer los conocimientos de los profesionales y agentes de salud

Una nueva capacitación para el personal de salud tuvo lugar en el hospital de la localidad de Lucio V. Mansilla, ubicado en la zona sureste de la provincia. Desde la misma, se actualizaron los conocimientos en cuanto a la atención del paciente politraumatizado, al tiempo que se repasaron conceptos sobre el uso correcto de los elementos de protección personal (E.P.P).

La modalidad fue de charla – taller con exposiciones teóricas y prácticas” de los profesionales y agentes de salud que trabajan en el traslado y asistencia del paciente que sufre algún tipo de accidente.

“Es fundamental que el personal de salud esté preparado para asistir a las personas que sufren distintos tipos de accidentes, siendo los más frecuentes los de tránsito y otros que acontecen en la vía pública”, aseguraron los referentes a cargo de la capacitación. 

Asimismo señalaron que está comprobado que “de la asistencia y los primeros auxilios que se dan en los primeros momentos de estos hechos, depende muchas veces la posibilidad de sobrevida del paciente, como la prevención de secuelas y su recuperación”.

Los temas tratados fueron entre otros: manejo del paciente en el lugar del accidente, técnicas de inmovilización total y de miembros ante situaciones de fractura, manejo del collar cervical y seguridad en el área del accidente. También se habló sobre soporte cardiovascular y respiratorio inicial.

Durante la charla, remarcaron que el paciente accidentado puede presentar varios traumatismos (politraumatismos), es decir, “más de una lesión” de las cuales “algunas pueden ser leves, pero también graves e incluso comprometer su vida”. 

Por eso insistieron en la importancia de que el equipo que participa en la asistencia, esté capacitado de la mejor manera posible para tomar las decisiones e intervenir adecuada y oportunamente, con maniobras correctas que disminuyan entre otras cuestiones “el riesgo de muerte”.

E.P.P

Por otra parte, en la misma jornada se repasaron cada uno de los elementos de protección personal, que deben ser utilizados para evitar la contaminación y transmisión de agentes infecciosos, los cuales en este tiempo de pandemia tienen un rol fundamental en la prevención de la enfermedad COVID – 19.

Al respecto, indicaron paso a paso cómo deben ser colocados cada uno de ellos, «respetando el orden que debe tenerse entre uno y otro”, cuándo y para qué prácticas específicas deben utilizarse; y sobre todo cómo deben retirarse y desecharse, resaltando que “el momento del retiro es el más riesgoso para la contaminación” y, por eso, “debemos ser muy cuidadosos y seguir al pie de la letra las instrucciones para evitar la transmisión de este virus y de cualquier otro”.