Compartir

Una suerte de “exilio forzoso” sufrieron un contingente de jóvenes folkloristas de la localidad de Pirané, quienes a instancia del intendente lugareño Juan Domingo Zaragoza,  se vieron impedidos de participar en su pueblo de la instancia local de los Juegos Culturales Evita 2019.

Ya el fin de semana se conoció el flaco favor del jefe comunal con la larga tradición de promotor de nuestra cultura de la cual siempre se caracterizo esta comunidad del centro provincial. Es que más de medio siglo de permanencia de festivales nativistas caso el que alberga la subsede de Cosquín o el de “La Paisanita”, eran dos pergaminos valiosos, ahora tirado por la borda con un intendente egoísta que priorizo el yo antes que el interés colectivo.

Y ante la decisión del jefe comunal de impedir esta fase de los Juegos Cultural Evita, a los jóvenes del lugar no les quedo otra alternativa que en una suerte de destierro, viajar hasta la localidad de Villa Dos Trece para recién allí poder participar de la instancia local que se les impidió hacerlo en su comunidad.

A partir de lo sucedido se genera situaciones disparatadas, como es el caso de los jóvenes Melanie de los Milagros Mora y Andrés Figueredo junto al profesor Juan Liberatti  que ganaron esta instancia zonal y representarán siendo de Pirané a la localidad de Villa 213 en la instancia provincial, dado que fue esta última población que los acogió del obligado desarraigo a lo cual confino Zaragoza.