Kremis brindó consejos para cuidar la salud mental en contexto de pandemia

Marcelo Kremis
Compartir

Evitar la infodemia, sostener la comunicación con los seres queridos y proponerse proyectos a corto plazo son los principales aspectos para mantener el bienestar anímico en este tiempo.

En una nueva conferencia de prensa del Consejo de Atención Integral de la Emergencia COVID 19 “Dr. Enrique Servián”, el licenciado en Psicología y administrador general del Instituto de Investigación, Asistencia y Prevención de las Adicciones (IAPA), Marcelo Kremis, brindó una serie de consejos para cuidar la salud mental en este contexto de pandemia por el COVID 19.

En primer lugar, sostuvo que, el bienestar mental es un componente esencial de la salud integral de las personas y manifestó “que cuando algo nos afecta en nuestra salud física, esto repercute en nuestro estado anímico”, y viceversa, “cuando transitamos por una situación de dificultad que nos compromete emocionalmente esto de alguna manera repercute en nuestra salud física”.

En ese sentido, el especialista explicó que la mente humana cuenta con diversos mecanismos para hacer frente a situaciones de estrés, angustia o miedo que, en general, se activan de manera inconsciente, es decir, no de forma voluntaria.

“Son modos de reaccionar que cada persona tiene de distintas maneras para hacer frente a las situaciones que afectan nuestra integridad y bienestar”, indicó.

Uno de ellos es la negación, declaró Kremis y lo consideró “de los más extremos y radicales”, ya que a través de él el sistema psíquico trata de pretender que “eso que nos afecta, no existe”.

“Esto implica una extrema y grave disociación, es decir, separación entre nuestra representación acerca de la realidad y lo que ella es, por eso es muy importante que tomemos plena conciencia de la situación en la que nos encontramos y poder, en todo caso, desarrollar respuestas más adecuadas. Negando la realidad solo conseguimos complicar todavía más la situación”, desarrolló.

Asimismo, el profesional señaló que “estamos atravesando un tiempo de estrés y preocupaciones crónicas”, es decir, sostenidas durante un periodo de casi un año y medio de pandemia en el cual “nos preocupamos por nuestra salud, de nuestros seres queridos y de toda la comunidad”.

“Esto sin dudas que tiene un efecto en nuestro bienestar emocional, no nos resulta indiferente y a cada persona le afecta de manera distinta, hay algunas que tienen especial susceptibilidad frente a esto, quizás porque traían algún tipo de complicación en su bienestar emocional y con esto se agravó”, argumentó.

Y aclaró: “Pero nadie está exento, a cada uno de nosotros, de diferentes formas nos afecta, así que debemos ser conscientes de eso y ver de qué manera podemos afrontar mejor esta situación sostenida durante tanto tiempo, que es lo particular de este contexto”.

En ese contexto, Kremis hizo tres recomendaciones para cuidar la salud mental en lo que dure esta etapa de pandemia por el coronavirus.

Como primer punto, recordó que la Organización Mundial de la Salud, recomendó evitar la “infodemia” y la catalogó como “la otra pandemia de información inexacta o no verificada científicamente” que inunda los medios de comunicación informales, como las redes sociales, pero también los tradicionales como la radio, televisión y diarios.

“Entonces por eso siempre, y lo que recomienda la OMS, debemos guiarnos por la información oficial, validada científicamente y a través de los canales de los organismos de salud oficiales, porque ese mar de información, donde se mezcla la real con otras erróneas, nos confunde, nos angustia más y no nos ayuda a tomar las mejores decisiones para cuidarnos”, fundamentó.

Otro aspecto que destacó Kremis es que el distanciamiento social refiere a la separación sólo física entre personas, pero no a lo afectivo e instó a “estimular la cercanía afectiva”.

“Podemos estar muy cerca de las personas que queremos, que nos ayudan y nos permiten estar mejor, con todos los medios de comunicación que hoy disponemos”, sugirió.

Por último, el licenciado en Psicología resaltó que, en este contexto de incertidumbre, se ve afectada la posibilidad de proyectar a largo plazo porque “no sabemos qué nos va a deparar el futuro”.

“Estamos haciendo juntos entre todos, pueblo y gobierno, el mayor esfuerzo para salir adelante y superar esta situación, pero no tenemos certezas ni seguridades acerca de cómo va a ir evolucionando la situación, no solo en cuanto a la salud, sino también en aspectos sociales, económicos, etcétera”, precisó.

Y agregó: “Entonces ante este escenario es muy importe que podamos proponernos proyectos personales de corto plazo, que sean razonables y que dependan exclusivamente de nuestra voluntad”.

Kremis aconsejó iniciar actividades que tengan que ver con el estudio y aprendizaje de, por ejemplo, artes, oficios u otras cuestiones que despierten el interés en cada uno; a la vez que suscitó emprender tareas hogareñas y en familia.

“De esa manera evitamos la frustración mayor de pensar que no podemos proyectarnos de acá a un año porque no sabemos qué puede venir”, reiteró; y concluyó: “Así podremos, de alguna forma, poner nuestras energías y esfuerzos en aquellas cosas que sí podemos controlar y sobre las que sí tenemos capacidad de decisión”.