La agricultura seguirá fortaleciendo a la familia paippera en la producción de alimentos para toda la provincia

Compartir

CICLO AGRÍCOLA

“Se prevé un buen inicio del ciclo agrícola por la humedad del suelo. Las condiciones climáticas mejoraron este fin de año en cuanto a precipitaciones en comparación con la campaña anterior; sumado a ello, y como en cada oportunidad, hay un fuerte entusiasmo de productores y productoras para llevar adelante esta campaña”, así lo informó el director de Producción Sustentable, el ingeniero Guido González.

Al explicar el trabajo que se está realizando en este año tan particular debido a las fluctuaciones climáticas, a lo que se suman los efectos de la pandemia, puntualizó: “Por un lado, se recorrieron localidades del centro y norte de la provincia en diálogo con intendentes para explicar y acordar los alcances del convenio de esta campaña productiva; además de avanzar y profundizar en el Registro Provincial de Productores Agropecuarios y Forestales”.

“Este ciclo es novedoso en cuanto a que se trata con aportes reintegrables al Estado Provincial, es decir, el productor recibe un conjunto de insumos con el compromiso de retribuir en calidad y producción. Un ejemplo de esto es la experiencia realizada en las localidades de Laguna Naineck y Riacho He Hé, donde se entregaron fertilizantes para el cultivo de tomate y los productores aportaron  su resultado: frutas al Programa Nutrir”, detalló.

Esta forma de trabajo articula un camino virtuoso, donde el Gobierno provincial atiende la alta demanda de los agricultores, conduciendo con protocolos técnicos, y, por su parte, el productor se compromete en la retribución y aporta alimentos saludables al Plan Nutrir; contribuyendo de esta forma a la alimentación de más de 17 mil familias formoseñas que reciben los bolsones cada 15 días.

La siembra de segunda se trata de la temporada que comprende desde fines de diciembre hasta mediados de marzo. Por las condiciones de humedad y la preparación de suelo que están realizando los productores con el apoyo de los Municipios, se trabaja desde el Ministerio de Producción y Ambiente para programar y evaluar los avances en siembra de maíz, cucurbitáceas, horticultura y como recursos forrajeros, principalmente, el sorgo.

“Uno de los ejes que tiene el Ministerio de la Producción y Ambiente en esta nueva forma de abordar la agricultura, es darle valor no solo al recurso que se pone a disposición de los productores desde esta cartera, sino también a la familia paippera a través del Registro, el cual nos brinda el dato certero de la realidad predial, social/familiar y productiva”, señaló.

El Registro Provincial de Productores Agropecuarios y Forestales inició con horticultura y avanzó en producción avícola en varias localidades.

Es una herramienta importante, acentuó, porque permite identificar a cada productor dándole el significado que merece, no solo a su producción, sino también a su trabajo, evaluando qué ciclos tiene su tierra y su diversidad para aprovecharla mejor, cuidándola. “Es información crucial para planificar cada campaña con los recursos que se cuenta”, subrayó el ingeniero González.

“Es necesario resaltar que la producción agrícola que más creció estos últimos años fue el maíz, en especial en el estrato de productores con pequeñas superficies o paipperos, que año a año llevan adelante más de 9 mil hectáreas”, completó el especialista.