La cantidad de pacientes graves por COVID se mantiene estable, reiteran a la población el pedido de vacunarse

Compartir

En una nueva conferencia de prensa del Consejo de Atención Integral de la Emergencia COVID-19 “Dr. Enrique Servián”, el médico infectólogo Julián Bibolini, se refirió al estado de salud de los pacientes activos por coronavirus; a la vez, pidió a los jóvenes vacunarse para evitar la mortalidad propia y de seres queridos.

En este sentido, explicó que 124 personas están cursando su enfermedad por coronavirus en una Unidad de Terapia Intensiva, distribuidas en hospitales públicos de la ciudad de Formosa y el Dr. Cruz Felipe Arnedo, de Clorinda y que “hasta ahora no hay otra terapia intensiva utilizada fuera de estos dos lugares porque se prefiere concentrar el trabajo allí”.

Asimismo, indicó que “de estos 124 pacientes, hay algunos que son casos críticos y otros moderados. Nos seguimos manteniendo estables con los números y habrá que ir viendo en el transcurso de este tiempo como seguimos”.

En este orden, señaló que son altas las probabilidades de mantener el mismo rango, más no descender debido “al aumento de casos en el interior, que mantiene este número en terapia intensiva”.

La importancia de vacunarse contra el COVID-19

Con el objetivo de incentivar la vacunación de los jóvenes, Bibolini expresó que, si bien la vacunación protege al individuo, también lo hace al resto de la población que –ya sea por la edad o factores de riesgo- no pueden acceder a esta importante herramienta de prevención.

“Vacunate para vos mismo y vacúnate para tus seres queridos o vecinos, para evitar que quienes no se pudieron vacunar se mueran o evitar que uno mismo muera”, solicitó.

Y añadió: “Lo importante de vacunarte es que así evitas la mortalidad. El objetivo principal de la vacuna es evitar que una persona muera por coronavirus”.

Y, ante la excusa más conocida de “no me voy a aplicar la segunda dosis porque con la primera tuve mucho malestar”, el especialista manifestó: “El tener o no tener síntomas no es un motivo para no vacunarse, lo que se evita con la vacuna no es no tener dolor de cuerpo o fiebre, evitamos que una persona pueda morir por coronavirus”.

“Para las sintomatologías se puede tomar paracetamol o ibuprofeno, son como mucho dos o tres días y yo prefiero tener dolor de cabeza o de cuerpo -que luego pasarán- a tener el riesgo de morir por la enfermedad”, recalcó Bibolini.

Por último, advirtió que el beneficio de inmunizarse contra el coronavirus “no es solo para una persona, va más allá, es pensar en que protegemos a otras personas que no se pueden vacunar ya sea por la edad, contraindicación, etcétera. Vacunando a su entorno, cubrimos a las personas que no se pudieron inmunizar”.