Compartir

La responsable del Instituto de Género del Instituto de Género, Lilian Bistolfi indicó que la convocatoria por el colectivo “Ni Una Menos” para este sábado 3 de Junio es en la Plaza San Martin a partir de las 16 horas.

“Pediremos que el Estado asigne las partidas presupuestarias para encarar un plan contra la violencia contra las mujeres, en Formosa, como parte de la campaña Unidos contra la violencia de Género, estaremos con el violentómetro, haciendo encuestas y con los diferentes sectores que forman parte de la campaña ,estarán expresándose desde el movimiento  y el arte” expresó.

Señaló además que el municipio instalará una radio abierta, para unir voces de hombres y mujeres que repudien la violencia.

“Mañana es esta gran convocatoria, esta unión de tantas mujeres pidiéndole al Estado y a la sociedad terminar con prácticas machistas, el maltrato y la violencia, donde el cuerpo de la mujer es el violentado” indicó.

“La cultura patriarcal castiga cuando las mujeres quieren ser respetadas, porque el femicidio, lo que hace es denunciar el modo en que una sociedad vuelve natural, algo que no lo es, la violencia machista. Es un crimen, es la violencia contra las mujeres, que se ejerce a esa mujer que en algún momento empezó a decir que no, y ese no es castigado para disciplinarla desde la trasgresión  que hace a la mirada de un hombre machista” precisó.

Dijo que “Veníamos de un modelo político de inclusión donde el ser sujeto de derecho se profundizaba, por eso tenemos tantas normativas y leyes que incluyeron a tantos sectores vulnerables, minoritarios y las mujeres aparecían como uno de esos sectores donde la violencia es una práctica trasversal” y agregó que “Sancionada la ley contra la violencia contra las mujeres, necesita reglamentarse, y que el Estado asuma la responsabilidad que le cabe que es cuidar y proteger a la mujer”.

“Este modelo neoliberal capitalista a la primera que somete es a la mujer, alimentando al patriarcado y al machismo, por eso siempre el problema es político y no privado, la violencia que se ejerce contra la mujer. Tenemos un modelo ideológico nacional que establece y tiene una mirada hetero-normativa, desde esa mirada, todos lo que para nosotros fueron derechos adquiridos, estamos en retroceso, porque el Estado aparece como represor en algunos aspectos” cuestionó.