Compartir

A partir de una serie de reclamos de consumidores u usuarios, quienes al contratar algunos servicios financieros, fueron sorprendidos en su buena fe o abusados en sus derechos por estas entidades que les imputaban sin consentimiento alguno, la “venta oculta” dentro de algún préstamo u otro servicio de seguros por operaciones realizadas vía telefónica y donde las personas perjudicadas recién se enteraban al examinar sus resúmenes de tarjetas o los débitos de sus cuentas bancarias, “de que tenían ahora un seguro de vida o retiro que nunca habían contratado y debían iniciar entonces un burocrático y prolongado peregrinar para desprenderse del mismo”; en variadas ocasiones la Defensoría del Pueblo debió intervenir en defensa de los derechos económicos vulnerados arteramente por algunas entidades a favor de ciudadanos formoseños.

Como consecuencia de ello y tramitada una serie de Actuaciones provenientes de todo el país, principalmente de Defensorías y entidades de Defensa al Consumidor, el  Banco Central de la República Argentina estableció restricciones sobre el sector, con la Comunicación A “6123”, mediante la cual de ahora en adelante se exigirá que la contratación de seguros no puede realizarse por vía telefónica y para que esta quede perfeccionada, deberá contar con la aceptación expresa por parte del particular o usuario , previa revisión de las condiciones contractuales, de todo lo cual deberá quedar constancia al momento de la aceptación, respaldada mediante soporte papel, home banking o correo electrónico remitido por el usuario.

El Ombudsman José Leonardo Gialluca señalo que “si bien se ha avanzado en los últimos tiempos con las contrataciones vía telefónica, las cuales pueden ser dejadas sin efecto por el mismo medio, evidentemente  existen “los vivos de siempre que abusándose de estos instrumentos y sin informar al usuario, disimuladamente cuando toman un préstamo o utilizan algún servicio financiero le venden ocultamente y sin consentimiento alguno, seguros que posteriormente son descubiertos por el particular”.

En este sentido, se sugirió a todas aquellas personas damnificadas por la venta de seguros por teléfono y que no hayan peticionado el mismo, acudir a la Defensoría del Pueblo en su sede de Padre Patiño 831 en horario de 8 a 12 y de 18 a 20, de lunes a viernes o contactarse con la Institución a través de los correos electrónicos depuefor@fibertel.com.ar; denuncia@formosa.gov.ar, para hacer valer sus derechos.