Compartir

A partir de este sábado 1 de octubre, se implementa el nuevo régimen de recaudación de impuestos sobre los ingresos brutos, denominado Sistema Informático de Recaudación y Control de Acreditaciones en Cuentas de Pago (SIRCUPA).

Al respecto, la Dirección General de Rentas (DGR), brindó información para evitar interpretaciones erróneas. En principio, indicó que este sistema fue determinado por la R.G. N°09/2022 de la Comisión Arbitral, y a la cual, la Dirección, se adhirió por medio de la R.G. N°024/2022.

Detallaron que, la misma recae sobre las cuentas de pago virtuales (CVU) gestionadas por Proveedores de Servicio de pago y otras empresas dedicadas a servicios electrónicos de pago y/o cobranzas por cuenta y orden de terceros.

Alcanza a todos los contribuyentes del Impuesto Sobre los Ingresos Brutos de la Provincia de Formosa, incluidos en el Padrón de Contribuyentes que elabora la Dirección General de Rentas y que publica la Comisión Arbitral para los Agentes de Recaudación.

Asimismo, indicaron que se aplicará sobre los montos acreditados en las cuentas de pago abiertas en las empresas Proveedoras de Servicios de pago. En tanto, los importes recaudados constituyen un pago a cuenta del gravamen, debiendo computárselo en la DJ del mes en que se produjo la retención.

Aclararon que no se aplicará sobre las acreditaciones provenientes de cobros o ventas efectuadas a través de tarjetas de crédito y tampoco en las transferencias de dinero entre distintas cuentas registradas con el mismo CUIT (de CBU a CVU y viceversa).

Puntualizaron que se aplicará la alícuota del 1% para los contribuyentes locales en situación fiscal regular, la que se incrementará al 2% si tiene calificación de Riesgo Fiscal; y del 3% si se encuentra calificado con Alto Riesgo.

Para los contribuyentes de convenio multilateral, la alícuota aplicable dependerá del régimen en que tribute (General o Especial), de la actividad que realice, y en función a la calificación de riesgo que revista (sin riesgo fiscal, con riesgo fiscal o con alto riesgo).

De esta manera, la DGR deja claro que “no se está creando nuevos impuestos ni incrementando alícuotas, a las ya establecidas en la normativa vigente”. Siendo el objetivo de la implementación del SIRCUPA, evitar la competencia desleal que se genera cuando las operaciones económicas están fuera de los sistemas recaudatorios.