La Escuela Hospitalaria y Domiciliaria en Formosa educa desde la vida para la vida

Compartir

Una modalidad educativa que se encuentra en funcionamiento en todo el territorio provincial y que tiene como objetivo garantizar la continuidad del aprendizaje durante la internación y el reposo en su domicilio y luego asegurar su reinserción al sistema educativo.

La educación que propone el Modelo Formoseño es desde una concepción humanista y cristiana, formadora del desarrollo pleno, armónico y trascendente de la persona, fundada en una pedagogía de valores y basada en “la inclusión con igualdad de oportunidades”.

Para dar respuestas a todas las necesidades de aprendizajes, el sistema educativo formoseño se encuentra compuesto por las Direcciones de Niveles, Departamentos y Coordinaciones de Modalidades, los que cumplen un rol fundamental en el desarrollo de la trayectoria escolar de cada formoseño y formoseña.

Sin intención de resaltar a una como más relevante que la otra, la Agencia de Noticias Formosa (AGENFOR) pone de manifiesto el trabajo de la Modalidad de la Educación Domiciliaria y Hospitalaria, una arista educativa que “trabaja desde la vida para la vida”.

Al respecto, Gustavo Miers, integrante del equipo técnico, dialogó con AGENFOR y manifestó: “En Formosa se pretende que la educación proponga transformaciones de las realidades para mejorar las condiciones de vida de las personas y fortalecer los procesos de inclusión con equidad y calidad educativa para que pueda consolidarse como una herramienta de liberación, dignidad y autonomía”, indicó.

“La Ley General de Educación Provincial N°1470, en sus artículos 63 y 64, menciona a la Educación Domiciliaria y Hospitalaria como la modalidad del sistema educativo provincial destinada a garantizar el derecho a la educación de las alumnas y los alumnos que por razones de salud se ven imposibilitados de asistir con regularidad a su institución educativa”, especificó.

Dicha modalidad, acentuó, garantiza la continuidad del aprendizaje durante la internación y el reposo en su domicilio y luego asegura su reinserción al sistema educativo.

Una institución con trayectoria

Formosa cuenta con una Escuela Domiciliaria y Hospitalaria ubicada en el Hospital de la Madre y el Niño de la ciudad capital, donde se brinda asistencia pedagógica en relación a los tres niveles obligatorios (Inicial, Primaria y Secundaria).

“Cuenta con profesores idóneos, directivos, administrativos y un equipo técnico de áreas especiales como por ejemplo la musicoterapia”, informó a esta Agencia Miers. 

Continuó: “La modalidad asesora y trabaja articuladamente con los niveles para la atención de los alumnos, a través de servicios”, y resaltó: “Hay que entender que en la ciudad de Formosa hospitalizan a alumnos del interior que requieren una asistencia de más de 30 días, pero en todas las localidades y ciudades de la provincia se desarrolla esta tarea”, aclaró.

“Este trabajo articulado entre educación y salud es una combinación perfecta porque asistimos a personas que están en una situación delicada. Desde el primer día se trabaja de manera conjunta entre el Ministerio de Cultura y Educación y el Ministerio de Desarrollo Humano”, aseveró.

“La escuela cuenta con una larga trayectoria. Los alumnos son de los niveles, pero, sobre todo, como decimos siempre, son del sistema educativo provincial y es nuestra obligación y deber asegurar que esa trayectoria escolar no se vea interrumpida”, afirmó Miers.

Pandemia

A su vez, hizo notar que ante la pandemia “durante el 2020 y este año continuamos esta educación domiciliaria con mayor profundidad”.

“Por el contexto sanitario actual se ha acentuado a través de la virtualidad, siempre asistiendo al alumno y a su familia que se pone al hombro la educación”, remarcó. 

Es que desde el sistema educativo provincial se enseña para construir una sociedad más justa, equitativa y solidaria, tal como lo señalan las bases filosóficas y doctrinarias del Modelo Formoseño.

Para ello, se necesita del compromiso de todo un equipo interdisciplinario, desde docentes hasta profesionales especialistas de diferentes áreas, además de las familias, integrantes fundamentales dentro del proceso de enseñanza-aprendizaje, más en estos años de pandemia.

Imagen de archivo