“La fábrica de bioinsumos es un proyecto ambicioso, inédito y generoso” destacó especialista en microbiología ambiental

Compartir

En el marco del Día Internacional de la Mujer Trabajadora, este 8 de marzo al conmemorarse en el mundo la lucha por la igualdad, el reconocimiento y ejercicio efectivo de los derechos de las mujeres, destacan en Formosa el rol fundamental y efectivo de ellas, en el desarrollo de la ciencia y tecnología.

En este ámbito, el Modelo Formoseño, demuestra que fue planificado con una mirada integral con perspectiva de género, plasmándose esto con la participación y el protagonismo que tienen las mujeres en materia, por ejemplo, de ciencia.

Por eso, la bioquímica, especialista en microbiología ambiental y directora de Proyectos de Servicios, Débora Radovancich, conversó con esta Agencia de Noticias Formosa y dio detalles sobre el desarrollo científico en nuestra provincia, desde su extensa experiencia en el tema.

De esta manera, destacó que la primera fábrica de bioinsumos que se construirá en Formosa “tiene el objetivo conseguir un mejor provecho del alimento saludable y lograr una producción ecológica desde la ciencia y la tecnología”.

Asimismo, expresó que la fábrica será una herramienta más para lograr tomar conciencia ambiental, siendo un “proyecto magnífico”.

Y resaltó que “el proyecto es ambicioso, inédito y generoso” y remarcó que “la decisión del gobernador Gildo Insfrán que tiene un gran impacto”, porque no solo pensó en “nuestros problemas actuales, con las emergencias ambientales, sino que, además, pensó en el desarrollo a futuro, ya que es beneficioso para las próximas generaciones”.

En este marco precisó que: “Todos vamos a participar, ya que es como un círculo” explicando que desde la ciencia y tecnología se aportará al producto una base biológica para que el paippero pueda crear un valor agregado y genere un alimento saludable.

Además, cada ciudadano va a cerrar este vínculo adquiriendo y teniendo la posibilidad de elegir los productos que realmente nos cuidan y nos hacen bien.

A su vez, añadió que la elección de esta producción acompañará también el cuidado al medio ambiente y este es el objetivo que se quiere llevar adelante es decir “la democratización del conocimiento” señaló en comunicación con Agenfor.

Bioinsumos

La profesional explicó también que los bioinsumos son productos comerciales que se realizan a base de extractos naturales o derivados de microorganismos.

Es decir, se obtienen de la naturaleza y tienen beneficios protegiendo el suelo y aprovechándolos.

A su vez, esto permite un mayor rinde, reestructurando nuestro suelo y logrando seguridad para aquel que va a manipular el producto y para quienes lo llevaran a su mesa.

Además, remarcó que en principio estos productos para utilización local, siendo el principal objetivo los pequeños y medianos productores formoseños.

En este sentido, se estima fortalecer los conocimientos de los productores sobre el cuidado de la tierra y intentar desarraigar la costumbre del uso de agroquímicos, manifestó.

Y resaltó que empezar a usar los productos biológicos será “para garantizar la seguridad alimentaria y del productor que son quienes lo manipulan”, cerró.