Compartir

La directora del Jardín de Infantes 9 “Pastorcitos de Belén”, Hilda Díaz, valoró las modernas instalaciones que habilitó el primer mandatario Gildo Insfrán, subrayando que “la concreción de estas obras es posible gracias a una decisión de política educativa que lleva adelante nuestro Gobernador”.

Tras aludir a los comienzos del establecimiento educativo situado en el barrio Mariano Moreno, comentó que “se impuso el nombre ‘Pastorcitos de Belén’ porque al igual que en el pesebre de Belén nuestra institución es un refugio de enseñanza, amor, comprensión y compañerismo, en donde nuestros alumnos, cual humildes pastorcitos, acuden a recibir educación, cuidado y el afecto que se merecen”.

“La concreción de estas obras es posible gracias a una decisión de política educativa que lleva adelante nuestro Gobernador y todo su equipo de trabajo”, resaltó la directiva, remarcando que “el objetivo es garantizar una educación con igualdad de oportunidades, fortaleciendo las herramientas y ofreciendo instalaciones con espacios y aulas confortables para una mejor calidad educativa conforme a los desafíos que se nos presenta con los niños y niñas de hoy y los que vendrán”. Agradeció al primer mandatario provincial por ser “el propulsor de esta majestuosa obra de remodelación y ampliación que tanto anhelábamos que se inaugure y así poder disfrutarla”.