Compartir

Pacientes del hospital de día de Salud Mental y Neurociencias “Explorando Caminos”, prosiguen con la serie de actividades que forman parte del  tratamiento ambulatorio destinado al desarrollo de sus capacidades, como también a su recuperación e inserción social.

Entre los diferentes talleres terapéuticos que forman parte de este programa, llevan adelante el taller de huerta. Dicho espacio incentiva a cultivar para el consumo, enseñando los beneficios que aportan a la salud las hortalizas, frutas y verduras como parte de la preparación diaria de las comidas y  de la alimentación en general.

Acerca de la actividad, desde el equipo de salud a cargo, integrado por psicólogos, enfermeros, trabajadores sociales, terapeutas y otros profesionales,  señalaron que “se apunta a promover en ellos hábitos saludables como la buena alimentación, el trabajo, el orden, la limpieza e higiene”. Y en este caso hacen tareas de mantenimiento que consisten en remover la tierra, regar, sacar los yuyos y malezas, y cuidar las hortalizas, por ejemplo”.

Las labores están programadas semanalmente y se llevan a cabo en la huerta ubicada en las instalaciones del predio del hospital distrital 8, donde funciona el Servicio de Salud Mental y Neurociencias. “Lo que se cosecha en la huerta se incorpora al taller de cocina que es otro de los espacios terapéuticos. Por lo tanto, se utilizan para la elaboración de los productos que hacen también otros pacientes que participan de ese taller”.

“Para mantener la huerta, los pacientes colaboran y trabajan a diario teniendo en cuenta las precauciones para  cuidar la tierra, la plantas y realizar regado diario. El objetivo de esta actividad es por un lado crear conciencia sobre cada una de las actividades y fortalecer los vínculos entre pares, compartiendo responsabilidades al momento de distribuir y asignar las tareas, entendiendo que todos forman parte del paso a paso”.

Otros talleres

Así recordaron que el servicio cuenta con talleres de música, manualidades, panadería, entre otros “y en cada uno se hacen trabajos específicos que los alientan a desarrollar sus habilidades, promueven su autoestima, además de sumarles herramientas para una mejor relación con sus vínculos y  con el contexto”.