La lluvia no mermó la concurrencia de vecinos a las ferias paipperas

Compartir

El coordinador de las ferias francas del Instituto PAIPPA, el ingeniero Daniel Coenes, destacó la asistencia de vecinos al predio ferial del barrio La Paz, a pesar de las inclemencias del tiempo.

A la vez, subrayó a AGENFOR que los productores están contentos porque “para ellos la lluvia es una bendición en el trabajo de campo”, realzando que el mes de octubre inició con buenas ventas en las ferias, pese al mal clima.

Por otra parte, la licenciada Laura Mazza, del Área de Comercialización del PAIPPA, expresó que “ellos se encuentran muy orgullosos de los paipperos, porque realmente en la feria se ve la dignidad del productor”.

“El valor que nuestra comunidad ha sabido reconocer y que por eso sigue comprando, está en el sacrificio que hace cada familia paippera para llegar un día antes y hacer todo el trabajo para que nosotros tengamos los mejores productos y a un buen precio”, destacó Mazza a esta Agencia.

Y aseguró que “esta feria representa el Modelo Formoseño, primero por el reconocimiento a las familias de los pequeños productores y segundo por fomentar la cultura del trabajo y la dignidad”.

Historia

Nélida Martínez, una comerciante paippera, dialogó con AGENFOR para contar su historia y cómo este trabajo influyó en el progreso de su familia.

“Hace 12 años trabajo en la feria, pero siempre trabajé en la chacra”, aclaró. “Es algo muy lindo, porque las personas ya nos conocen y podemos vender nuestros productos a buen precio. Para mí el PAIPPA es una familia grande”, expresó orgullosa.

“Es algo muy lindo que el gobernador Gildo Insfrán haya pensado en los pequeños productores, me ayudó mucho y gracias a eso pude hacer estudiar a mis hijos, gracias a este trabajo pude pagar el alquiler, costear los gastos y hoy mi hija es enfermera universitaria y ya consiguió trabajo”, remarcó emocionada.

Seguidamente, a modo de anécdota contó que su hija le dice “ahora vendo para ayudarte y antes vendía para mí” y manifestó: “Siempre digo, mi sacrificio no fue en vano porque el logro llegó cuando ella se recibió”.

Para finalizar, resaltó que desde el Gobierno siempre se les proveen los móviles, tanto para su traslado como para los productos. “El PAIPPA siempre nos ayudó con las semillas, con las capacitaciones y el Municipio con el tractor y con la preparación del suelo. Siempre tuvimos ayuda del Estado. Estamos muy contentos”, cerró.