Compartir

“No hay ninguna zona liberada en ninguna parte del país”, sentenció la ministra de Seguridad nacional, Patricia Bullrich en el mismo seno del Senado de la Nación, con lo cual desacredito los dichos del parlamentario formoseño Luis Naidenoff sobre el particular.

Y lo de Bullrich fue aun mas categórico ya que su afirmación fue en respuesta a la pregunta del senador PJ-FPV, José Mayans, quien recordó la polémica que tuvo justamente con Naidenoff que denuncio públicamente de la existencia de un “narco Estado” en Formosa y de la existencia de una “zona liberada”, que sería porque “no actúan las fuerzas federales”.

Esto se dio este martes donde Bullrich informó al Senado sobre la relocalización de fuerzas federales y donde los propios medios nacionales se hicieron eco de las expresiones de la ministra descartando la existencia de “zonas liberadas”.

En su presentación ante la Comisión de Seguridad Interior y Narcotráfico que preside la senadora del PJ-FPV Sigrid Kunath, afirmó que el despliegue de efectivos pretende “apoyar a los distritos con más alto porcentaje de delito complejo”.

La ministra destacó que “hay dos zonas en frontera” que se consideran las más importantes para la ubicación de fuerzas federales y detalló que una es la provincia Formosa y la otra es Misiones.

Al respecto, precisó que en Formosa hay 4.517 gendarmes, 289 prefectos, 69 agentes de Policía Federal y 33 de Policía de Seguridad Aeroportuaria, mientras que en Misiones hay 2.360 gendarmes, 1.227 prefectos y 222 efectivos de Policía Federal.

En este punto del informe, el Mayans recordó el cruce con Naidenoff por haber hablado de la existencia de un “narco Estado” en Formosa y su denuncia mediatica sobre una “zona liberada”. La respuesta fue clara: “Nosotros creemos que no hay ninguna zona liberada en ninguna parte del país”, sentenció Bullrich ante el comentario de Mayans y afirmó que “en todo caso” el “problema” se da con la Gendarmería de Formosa, porque “está permanentemente renovándose, porque hay muchos gendarmes formoseños”.

En este sentido, consideró que “hay que incorporar agentes que no tengan cercanía con el problema”.

“El objetivo que tenemos es lograr que las fuerzas federales tengan el mayor nivel de equilibrio federal: es decir que todas las provincias cuenten con fuerzas federales”, señaló Bullrich durante su exposición.