La Muerte es mejor que ser esclavos de Los Maturrangos

Compartir

El General San Martín, ni en sus pesadillas más impiadosas, hubiera soñado que su ejemplo y legado fueran utilizados por un grupo dirigencial político-partidario para perpetrar el ataque más peligroso, contra el pueblo, en esta época de pandemia universal.

El mismo día en que la última paciente internada con coronavirus, en nuestra provincia, era despedida entre aplausos, emoción y lágrimas, los “libertarios” convocaban a una marcha para “defender la democracia” e invocando, tergiversada y maliciosamente, palabras del Padre de la Patria.

Cuando el General San Martin decía que la libertad debía ser defendida hasta con la vida no se refería a libertades que respondían a intereses individuales o de pequeños círculos poderosos. Se refería a la liberación del pueblo de la Patria.

Cuando hablan de defender la Democracia y la Constitución se abre una herida profunda en la realidad nacional. ¿Democracia? ¿Constitución? Los gobiernos, nacional y provincial, fueron elegidos por voto popular, en elecciones libres. La Constitución nunca fue más avasallada que durante el gobierno de Mauricio Macri y los “libertarios” no se movilizaron. Ej: jueces nombrados por decreto, modificación de leyes por DNU, abandono de las provincias, como la nuestra, entrega del patrimonio nacional en pos de negocios personales (las relaciones con China, que hoy critican, eran un mercado para los negocios de Franco Macri.

Pero, lo más importante, la farsa de lágrimas y palabras grandilocuentes contrastan con la dura verdad.

¿Quiénes, históricamente, atentaron contra el pueblo y la Democracia?

Los Cambiemos de hoy son los que blandían la bandera argentina, en el 55 cuando, revolución fusiladora mediante, masacraban y encarcelaban al pueblo luego de arrebatarnos un gobierno democrático. Son los mismos que en el 65 entran en pánico ante el triunfo de Unión Popular (peronismo) en las elecciones legislativas nacionales. Era una posibilidad cierta que las futuras elecciones presidenciales las gane el, entonces, partido político proscripto, a pesar del exilio de nuestro General. Terror a vivir el retorno más esperado por el pueblo. ¿Cuál fue la solución? ¿Golpe militar o Perón?  La repuesta no se hizo esperar. Derrocamiento del gobierno constitucional.

Llegamos al 72, regreso del General. El país les quemaba en las manos y al pueblo le dolía el alma. Elecciones en 1973. Gana Perón. Muere Nuestro General. Golpe militar en el 76 con los mismos muchachos levantando las banderas Argentinas. 

Tapizaron de cadáveres de jóvenes el suelo de la Patria. Cuando ya no podían más, delirio de Malvinas en el medio, ¡Volvamos a votar!! Gana Alfonsín. Semana Santa. Sublevación militar. Carapintadas. Alfonsín tambalea ¿Quiénes estuvieron a su lado para apoyar la democracia? La dirigencia y el pueblo peronista.

La historia reciente todos la conocemos.

Pero cuál es la razón subyacente de todo esto y, ahí, volvemos al General San Martin. Para el peronismo la libertad es la libertad del pueblo como comunidad y no la de unos cuantos que quieren entregar la Patria

“Seamos libres y lo demás no importa nada. La muerte es mejor que ser esclavos de los maturrangos (españoles)”

Los maturrangos de entonces son los que, hoy, nos vendieron al FMI y a los fondos Buitres; son los que cerraron hospitales y suspendieron las vacunas a nuestros niños.

Son los mismos que, cuando aplaudíamos el alta de la última infectada. Ellos, sin éxito, convocaban a un contagio masivo.

Para defender la Patria hay que amarla y no se ama lo que no se protege.

Martha Alicia Kozameh DNI: 5.714.725

Manuel Augusto Rodriguez DNI: 8.226.145