Compartir

ALTRUISMO

A través del departamento de Retiro y Pensiones se organizan actividades dirigidas a aquellos hombres y mujeres que sirvieron gran parte de su vida a la institución policial

La Policía de la provincia de Formosa cuenta dentro de la estructura institucional con un departamento de Retiro y Pensiones que tiene como meta brindar acompañamiento a los hombres y mujeres que ya se retiraron de la fuerza de seguridad. Para eso se organizan actividades, como ser el saludo personal a aquellos que cumplen años, también asesorarlos en cuestiones de gestionar el retiro y la pensión, entre otras acciones donde lo primordial es que los retirados “sigan estando presentes en la institución”

Así lo señaló el jefe del departamento de Retiro y Pensiones, comisario mayor Alfredo Palacios, quien pormenorizó sobre cómo es el trabajo que se realiza. “El departamento cumple una función social con el personal en situación de retiro y pensionada de toda la provincia”, inició diciendo.

Dijo que en el caso de los uniformados retirados que viven en la ciudad de Formosa de manera personalizada reciben la saludación de las autoridades máximas de la Policía en el día de su cumpleaños. “Lo que pretendemos es que sea un día especial, y que la persona que lo entregue lo haga con cariño y convicción”, describió.

Hizo notar que ante este contexto de pandemia de coronavirus, “hoy y por hoy no podemos dar abrazos, pero igualmente en la saludación queremos reflejar el cariño hacia el que cumple años”, agregó el comisario mayor Palacios, significando que de esa manera el retirado sienta en el corazón que continúa estando presente en la vida policial.  

En ese aspecto, puso en valor que lo principal es “la contención en lo humano y social” y donde también se brinda una asesoramiento en relación al retiro o la gestión de la pensión, por ello se tiene una estrecha relación con la Caja de Previsión Social de la provincia, contó el jefe del departamento.  

“Lo más importante es la interacción que tenemos con todos los retirados del territorio provincial”, reiteró, incluso en aquellos casos de que ex camaradas estén atravesando una situación difícil desde lo económico también se los asiste con mercadería.

Por su parte, los suboficiales mayores retirados, Juan Franco y Miguel Ángel Ramírez, quienes colaboran de manera activa con la organización de las actividades del departamento, se refirieron a la experiencia.

“Nosotros hacemos el aporte voluntario a los que necesitan, en el caso de los camaradas que están alejados vamos a la casa a hablar con ellos, vincularnos de una manera familiar”, dijo Franco, apuntando que se trata de un trabajo muy importante desde lo humano, espiritual y psicológico.

Si bien citó que actualmente se tuvieron que rediseñar las actividades, cumpliéndose con los protocolos sanitarios vigentes por la emergencia del COVID-19, como el uso del barbijo y el distanciamiento social obligatorio.  

“La Policía provincial es la única que se caracteriza con este acompañamiento al personal retirado”, aseguró Ramírez, quien resaltó el acompañamiento del Gobierno Provincial, al decidir la creación del departamento que interactúa con los hombres y mujeres que dedicaron gran parte de su vida a la institución policial.

Por eso dijo en el final: “Somos un grupo humano consustanciado con una práctica altruista, más en este momento que nos toca vivir”.

La sede del departamento de retiro y pensiones policiales