Compartir

El hombre pedía dinero con la promesa de conseguirle trabajo a la gente en una conocida empresa internacional de refrescos pero una investigación policial permitió capturarlo, ponerlo entre rejas y a disposición de la justicia.

Dos personas fueron engañadas en su buena fé por un estafador que se hacía pasar por empleado de la firma comercial ubicada en esta ciudad.

La Investigación fue llevada a cabo por la Sección Delitos Económicos del Departamento Informaciones Policiales tras la denuncia radicada en primer lugar por un joven el 4 de este mes.

En su relato, comentó que los últimos días de diciembre del año pasado tomó contacto con un sujeto desconocido, quien adujo ser empleado de una conocida empresa internacional de refrescos y que se ofrecía puestos de trabajo para lo cual pedía dinero en efectivo para iniciar la experiencia laboral los primeros días de enero.

Llegada la fecha, nuevamente se comunicó el sujeto desconocido informando que el plazo de presentación se posponía para los primeros días de febrero, tal es así que el joven se presentó en la empresa donde se enteró que ellos no tenían empleados que realicen esas gestiones como tampoco necesitaban incorporar gente nueva.

En el mismo engaño cayó una mujer de 25 años, quien se había puesto en contacto con el estafador y le entregó una importante suma de dinero para asegurar el puesto de trabajo. Ante estos casos, los efectivos iniciaron una prolija tarea investigativa e identificaron al presunto estafador, un joven de 22 años que quedó detenido el mediodía del miércoles último en el barrio Santa Rosa de esta ciudad, siendo trasladado hasta la sede policial, notificado de su situación legal y puesto a disposición del juzgado en turno