Compartir

La Policía provincial incautó tres motocicletas, dos de ellas halladas por su propietario cuando colaboraban con la Policía en su búsqueda. Hay un detenido.

El primer procedimiento se originó el domingo último alrededor de las 11 horas, cuando efectivos de la Comisaría Tercera, tomaron conocimiento sobre la sustracción de dos motocicletas de un inmueble, ubicado en calle Rafael Obligado al 600 del barrio La Floresta de esta ciudad.

En forma inmediata los efectivos iniciaron la investigación por lo ocurrido, tarea que rápidamente dio sus frutos gracias a la importante colaboración de un vecino residente del barrio El Quebranto – Sector de la Toma de Agua-, quien aportó datos sobre la posible ubicación de los rodados.

A raíz de ello, efectivos de la Delegación 8 de Octubre dependiente del Departamento Informaciones Policiales llevaron a cabo exhaustivas recorridas caminando por zona boscosa.

Otro procedimiento se realizó en la madrugada del domingo último, cuando efectivos de la sección motorizada Alacrán, quienes llevaban a cabo tareas investigativas en el barrio Virgen del Carmen, identificaron a un joven de 18 años que circulaban sobre ruta nacional 11 en una motocicleta Zanella ZB de 110 cilindradas. Al verificar la numeración de chasis y motor del rodado con la base de datos de la Dirección General de Informática, se pudo saber que presenta pedido de secuestro en una causa judicial denunciado en la subcomisaria Puente Uriburu, procediéndose a la aprehensión de un joven de 18 años, a la incautación del rodado y posterior traslado hasta sede policial.