Compartir

Los constantes patrullajes preventivos en distintos puntos de la ciudad permitieron recuperar tres motocicletas robadas, más la aprehensión de dos sujetos que circulaban en uno de los rodados.

El lunes por la tarde, efectivos del Comando Radioeléctrico Policial Zona IV, que recorría el barrio Virgen del Rosario de esta ciudad, fueron avisados que dejaron una motocicleta abandonada en la vía pública.

En forma rápida acudieron a verificar el rodado, encontrándose con una motocicleta Zanella 250 cilindradas, que según los registros de la Dirección de Informática tenía pedido de secuestro.

Luego se procedió al secuestro preventivo y trasladado hasta la Comisaría Sexta, donde fue reconocida categóricamente por la damnificada, quien acreditó la propiedad mediante la entrega de las documentaciones.

El segundo procedimiento se concretó el lunes por la tarde, cuando efectivos de la Zona IV del Comando Radioeléctrico efectuaban recorridas detrás del Club AME, ubicado en el barrio San Juan Bautista de esta ciudad.

Allí se encontró oculta entra la maleza de un baldío una motocicleta Honda CG de 125 cilindradas, estableciéndose a través de la Dirección General de Informática que el rodado registraba pedido de secuestro en una causa judicial.

La última intervención tuvo lugar a las 4 de la madrugada de ayer (martes), cuando efectivos de la zona III del CRP realizaban un patrullaje preventivo por calles internas del barrio Divino Niño (Ex La Colonia), donde interceptaron a dos jóvenes que circulaban en una motocicleta de 110 cilindradas por la avenida Néstor Kirchner y Avellaneda.

Al verificar los números de motor y chasis de la motocicleta Motomel Blitz, se constató que tenía pedido de secuestro en una causa judicial, según los antecedentes registrados en la base de datos de la Dirección General de Informática, motivando la aprehensión de ambos sujetos y secuestro del rodado. Detenidos y rodados recuperados fueron trasladados hasta la sede policial, donde se notificó a ambos su situación procesal y quedaron alojados en celdas de la Comisaría, a disposición del Juzgado de Instrucción y Correccional en turno.