Compartir

Un hombre de 24 años subió hasta el extremo de un alumbrado público con intenciones de quitarse la vida. La rápida intervención policial evitó dicho situación pese haberse arrojado al vacío y caer sobre mallas de contención que estaban preparadas para dicha eventualidad.

Todo se dio minutos antes de las 7.00 de la mañana de este miércoles, cuando se tomó conocimiento a través de la línea 911 del Comando Radioeléctrico sobre la presencia de un hombre en uno de los extremos de un poste de luz con intenciones aparentes de arrojarse o quitarse la vida.

Con la inmediatez del caso, efectivos de la Zona 2 del Comando Radioeléctrico, de la Seccional Tercera, del Grupo Especial de Rescate del Cuerpo de Bomberos y una ambulancia del SIPEC concurrieron al sitio donde divisaron a un joven en las alturas del poste, manifestando a viva voz su intención de quitarse la vida, a la vez que insultaba a los efectivos policiales.

Se informó sobre los pormenores del hecho al juez de turno y se tomaron todas las medidas de seguridad pertinentes para estos casos como ser la colocación de una malla o sábana de salto en la base del poste por cualquier eventualidad.

El joven en todo momento manifestaba que deseaba arrojarse al suelo, sin exponer los motivos de tal decisión, colocándose una soga alrededor del cuello sujetando el otro extremo en los parantes de la base de la cima de la columna. En un momento dado el causante salió del área de la base de la cima quedando suspendido fuera del mismo con la soga sujeta al cuello sujetándose con una mano, razón por la cual personal del GER subieron hasta la cima logrando cortar la soga y evitar que el sujeto se ahorque, y por el peso mismo del cuerpo del joven cayó sobre la sabana de salto la cual era sostenida por personal del cuerpo de bomberos, siendo asistido por personal del SIPEC y trasladado al Hospital Central de esta ciudad para su mejor atención, lugar donde se recupera favorablemente.

Cabe destacar la rapidez y el profesionalismo puesto de manifiesto por el personal especializado del Cuerpo de Bomberos, idóneos en la materia, como así los demás efectivos y el Servicio de Emergencias del SIPEC, quienes gracias a su trabajo pudieron evitar un desenlace fatal, todo esto merced a que se pudo amortiguar la caída del joven con el trabajo coordinado y la colocación de la sabana de Salto, sin la cual otras serían las consecuencias.

El Personal del Sipec pudo realizar la reanimación de la víctima y llevarla de manera inmediata al Hospital Central, donde está siendo atendido.