Compartir

Durante un control de rutina realizado en el acceso sur a esta ciudad, la Policía incautó 26 bultos que contenían más de 1000 camperas transportadas en una camioneta tipo furgón como encomiendas. En la sede policial se confeccionaron las actuaciones con intervención del Juzgado Federal.

En el marco de las Políticas Públicas de Estado, efectivos del Cuerpo de Tránsito de la Policía realizan controles de rutina en ambos accesos a esta ciudad (Norte y Sur).

En ese sentido, cerca de las 15:00 horas de este martes, circunstancias que los uniformados llevaban a cabo diferentes controles selectivos de vehículos, transportes de pasajeros y personas que diariamente ingresan o egresan a la ciudad en un trabajo conjunto con personal de la Dirección General de Drogas Peligrosas identificaron al conductor de una camioneta tipo furgón que realizaba el transporte de encomiendas. Durante la inspección el personal observó varios bultos de dudosa procedencia por lo que se informó al Juzgado Federal quien dispuso el secuestro preventivo de la mercadería, la cual fue trasladada hasta la plaza de armas de la Jefatura de Policía donde se procedió a la apertura de 26 bultos los cuales contenían prendas de vestir (camperas) de origen extranjero las cuales habrían sido ingresadas al País por pasos fronterizos no habilitados. Con la presencia de los testigos el personal de Drogas Peligrosas confeccionó las actuaciones procesales procediéndose al secuestro de más de 1000 prendas de vestir (camperas) valuadas en $1.200.000 aproximadamente, quedando todo a disposición del Juzgado Federal.