Compartir

“Realmente son nuestros héroes”

El Dr. Juan Carlos Atencia, Director Provincial de Laboratorios del Ministerio de Desarrollo Humano, coordina el trabajo de obtención de plasma en el marco de la estrategia trazada por el Consejo Integral de la Emergencia COVID-19, y junto a su equipo, brindaron detalles del procedimiento.

El médico explicó que son un equipo multidisciplinario y que “todo empieza a través de la licenciada (en trabajo social) Karina Portillo desde el momento en que el paciente deja de ser paciente y pasa a ser un donante; ella nos contacta con la persona y vamos al domicilio -a cualquier parte de la provincia- le comentamos cómo es la donación y si la acepta, realizamos en su domicilio una toma de muestra para hacer los estudios serológicos”.

Dr. Juan Carlos Atencia

Asimismo, agregó que el trabajo continúa con la doctora Griselda Salinas, “ella es quien comienza con todo el trabajo, ahí vemos la cantidad de anticuerpos que tiene, pasamos a la segunda fase que es buscarlo y que él se haga la aféresis, al culminar lo regresamos a su domicilio”.

Atencia recalcó que “es un trabajo personalizado el que estamos haciendo” y que en todo el territorio provincial se han realizado ya más de 20 operativos, que comprende a las localidades de “ General Güemes, Subteniente Perín, Buena Vista, Clorinda, Siete Palmas, Pirané, San Martín Dos. Realmente son nuestros héroes, porque automáticamente quieren donar”.

El médico resaltó que “esto no es una cura, pero sí es una terapia inmunológica pasiva, inmunoterapia que ayuda muchísimo a que el paciente se reponga, salga adelante cuando se encuentra en un estado moderado grave, lo saca de esa situación”.

En este marco, destacó que no tienen conocimiento de que se realice un operativo de búsqueda de pacientes recuperados para donar plasma en otras provincias, “nosotros hacemos registro pero no lo invitamos a que venga, los vamos a buscar y el procedimiento es inocuo indoloro y seguro, se cumple con todas las normas de bioseguridad y de calidad”.

El director puso en conocimiento que “uno de los primeros pacientes internados requirió de tratamientos de plasma, -en ese momento nosotros no estábamos obteniendo plasma porque no teníamos pacientes recuperados- y la persona en cuestiones de horas comenzó a recuperar sus valores bioquímicos normales y salió del problema en el que se encontraba”.

Puntualizó en que esa situación se repitió sólo una vez más hasta el momento, “fueron dos pacientes que necesitaron plasma, pero por una cuestión de que tenían comorbilidades, pacientes cardíacos y diabéticos. En cuestiones de horas volvieron a la normalidad”.

Banco de plasma

El doctor Atencia valoró que la provincia cuente “con un banco importante de plasma” gracias a la solidaridad de los pacientes recuperados de coronavirus.

“Por ahora nadie lo necesita, pero tenemos. Uno de los donantes más jóvenes está donando por segunda vez de manera voluntaria. Es un joven formoseño, evidentemente los formoseños no le tenemos miedo a nada. Cuando terminó de donar la primera vez dijo: si me necesitan vuelvo”, remarcó.

Equipo multidisciplinario

Un grupo de profesionales, de diferentes disciplinas, conforman el equipo que hace frente a esta batalla contra el Covid-19 en la provincia.

En este sentido, la trabajadora social, Karina Portillo,  brindó precisiones sobre el “momento cero” desde que una persona recuperada es contactada desde el Centro para ser consultado sobre sus deseos de convertirse en donante voluntario de plasma.

“Desde el servicio social del Hospital Interdistrital Evita, un equipo de trabajadores sociales dan inicio a la actividad concientizándolos con la importancia de ser donantes de plasma y una vez que obtienen el alta médica para nosotros ya no son pacientes sino personas curadas. Nosotros elegimos la comunicación cara a cara, queremos conocer a la persona, brindarle toda la información, evacuar todas sus dudas y ver la aceptación -o no- a la donación. Hasta ahora todas las visitas que hemos realizado fueron muy fructíferas, todos han aceptado”, explicó la licenciada.

Asimismo, puntualizó en que el equipo facilita y optimiza los tiempos del donante, “nos trasladamos al domicilio y tomamos las muestras allí y una vez que le den bien los estudios, programamos para realizar el procedimiento”.

Sobre el final, indicó que la operación es posible porque el sistema de salud de la provincia de Formosa, cuenta con equipos de primer nivel y recursos para lograr dicha metodología, y remarcó “estas personas donan para salvar la vida de otras personas. Gracias a Dios no tenemos tantas complicaciones como en otras provincias, pero estamos preparados”.

El procedimiento

Por su parte, Sebastián Hermosilla, técnico del Centro de Hemoterapia explicó a AGENFOR detalles del procedimiento para donar plasma de convaleciente con fines terapéuticos para pacientes con coronavirus.

En primer lugar cabe destacar que para donar el plasma, lo requisitos son los mismos que establece la Ley n° 22.990 para todos los donantes de sangre. Una vez que la persona recuperada de Covid-19 manifiesta ser donante de plasma, se tiene en cuenta su peso, talla, factores de riesgo que quedan excluidos y se realizan estudios de serología, donde se observan enfermedades que se transmiten a través de la sangre.

Hermosilla comentó que la donación de plasma es un proceso seguro y sencillo que se realiza bajo estrictos protocolos por medio de una técnica llamada aféresis; y aclaró que “realizamos la extracción de plasma en el mismo sector de la extracción de donantes de sangre”.

Puntualizó en que mediante la punción de una vena se conecta al donante a un separador celular, el cual extrae la sangre “entera” del donante, centrifuga y separa las células, dejando sólo el plasma y el resto de los componentes sanguíneos son devueltos al donante.

Dependiendo de la talla y el peso de cada persona, es el volumen que se va a recolectar y la duración del procedimiento, en promedio es de 30 a 40 minutos y se obtienen un volumen de 600ml. Cabe aclarar que el organismo tiene reserva y se reconstituye, por ello un donante puede brindar plasma cada 3 días si ése es su deseo.

El técnico agregó que, posteriormente,  la muestra de plasma extraída es rotulada como “unidad de plasma común” y etiquetada con el grupo y factor de la persona voluntaria, “se le realiza un golpe de frío -a menos de 80 grados- para que se congele lo antes posible la unidad y una vez congelada la mantenemos a menos 30 grados y puede durar hasta un año conservada en el freezer”.

Hermosilla hizo hincapié en que dicho procedimiento “no es algo nuevo” para el equipo del Centro Provincial de Hemoterapia, ya que es realizado desde el año 2007,

Protección

Al momento de realizar la extracción de sangre o de plasma, los profesiones llevan puesto un kit de protección compuesto por cofia, guantes, camisolín, tapabocas y antiparras, “una vez realizada la operación, el kit se descarta ya que se utiliza sólo una vez por cada donante”, culminó Hermosilla.