Compartir

Cada 25 de noviembre se conmemora el “Día de la No Violencia Contra la Mujer”, en ese marco, la cartera de género provincial realiza múltiples actividades en la ciudad de Formosa.

En esta oportunidad, este martes 29 estuvieron en los barrios Lote 111 y Lote 110, con el programa “Punto Mujer Móvil”, ofreciendo sus servicios a las vecinas del lugar.

En diálogo con AGENFOR, la psicóloga Antonella Romero Bejarano, quien forma parte del equipo técnico del organismo, informó que esta acción está incluida en la agenda anual y tiene como objetivo “acercar los servicios al territorio”.

“Se hace asistencia psicológica, asesoramiento legal, contención y acompañamiento a las mujeres que estén pasando por distintas situaciones de vulnerabilidad”, detalló.

Y remarcó que este equipo social se traslada a diferentes espacios “cada vez que se dificulta el contacto con las mujeres en contexto de violencia”.

Al finalizar, la profesional adelantó que tienen previsto continuar con esta tarea en otros barrios de la ciudad capitalina, como ser San Agustín, la Nueva Formosa y en la jurisdicción cinco. 

Otras actividades

Durante este “Mes de activismo por la eliminación de la violencia contra las mujeres”, se realizaron otras acciones con el fin de concientizar, sensibilizar a la sociedad sobre esta problemática.

Como, por ejemplo, este viernes 25, se realizó un taller denominado “Cuidar a quienes nos cuidaron” a cargo de profesionales del equipo técnico e interdisciplinario de la Secretaría de la Mujer, en un trabajo conjunto con la Caja de Previsión Social y el Instituto de Asistencia Social. En la misma se trabajó el autocuidado y el juego responsable.

En tanto, el fin de semana, se entregaron lazos y folletería con información importante de dónde y cómo hacer para recibir asistencia y acompañamiento en el caso de ser victima de violencia de género.

Como cierre de estas y otras acciones ejecutadas a lo largo del noviembre, se llevó a cabo el “Master de Baile Violeta”. El encuentro tuvo lugar este domingo 27 en el playón municipal, donde más de un centenar de personas con remeras, banderas y pañuelos violetas, se concentraron para bailar y compartir un momento de reflexión.