La verdad de mi verdad

Compartir

Por Jorge Manuel Santander. DNI N° 18.838.246

Con la cognitiva certeza de mi condición mortal, y con felicidad total, pues tengo una bella familia, siendo miembro de una comunidad guiada por el amor, he sido y siempre seré leal a la ideología que me ha guiado por más de cincuenta años, por lo tanto, leal con la mayoría del pueblo argentino. Consciente e integrado a la historia de mi pueblo, a sus legados y herencias, planteo mis verdades sin agravios, en los foros a los que soy invitado, con la frente alta y limpia, ejerciendo mis libertades y derechos constitucionales.

Concurren en mis circunstancias, en mis ideas y en mis creencias más profundas, arquetipos que afirman mi identidad política y cultural; entre los que cuentan algunos maestros de mi niñez, mi padre y su don de amigo, buena gente y trabajador, mi hermano que me enseñó a interpretar el pensamiento nacional y me hizo conocer a Perón, y entre otros compañeros históricos, destacándose en el horizonte generoso de la nuestra realidad política, Gildo Insfran, Gobernador de Formosa, Presidente del Partido Justicialista, y Presidente del Congreso Nacional Justicialista; creador y conductor del Modelo Formoseño.

Estos hombres y mujeres que pasaron y pasan por mi vida, dejaron en mí riquezas morales, culturales, políticas y humanistas, muy generosamente; y aprendí con ellos y de ellos la diferencia entre nación y colonia, entre compromiso y oportunismo, entre lealtad y traición. Tengo gran admiración por todos ellos y la total y libre certeza de que el Gobernador Insfran me seguirá conduciendo, como a la mayoría inmensa de los formoseños, por mucho tiempo más; y comunico a quienes tengan interés que, tengo suficiente valor moral para afirmar mis verdades y suficiente valor personal para defender esas afirmaciones.

Las interpretaciones sobre mis aseveraciones corren por cuenta de quienes las hacen, especialmente si son malintencionadas; los agravios sobre mi persona son herramientas muy endebles para socavar estas verdades. Sostengo con firmeza que: en la conducción política de Formosa y la del Movimiento Nacional, ambos o el mismo según se mire, que tienen su origen en el pensamiento sanmartiniano, en la corriente Federal de Rosas, y en el Justicialismo de Perón, hoy, en este tiempo, Gildo Insfran es un puntal, un apóstol de la unidad y un artífice de la organización para la felicidad del pueblo y la grandeza nacional. Por ende, hoy, en nuestro pueblo, el Modelo Formoseño es la herramienta que genera proyectos de vida y desarrollo con inclusión y dignidad, y es ejemplo en la Argentina y en la región.

A algunos les duele. Tanto, que son capaces de afirmar con sus voceros las más tramposas falsedades, tales como que las que afirmaron en una emisora de FM diciendo que el compañero Gobernador está enfermo y que se atiende en Europa o Cuba, mientras Él en Formosa o Buenos Aires, gestiona incansablemente por el bienestar de los que habitan este suelo, sin mirar ni juzgar sus creencias y pensamientos.

Finalmente y para no abundar; respeto a quienes disienten con mis verdades, pero más respeto a los que libremente deciden su destino y felicidad en las urnas; y hasta ahora, no se han equivocado. Para conducir hay que ganar convenciendo a todo un pueblo.