Laboratorio de biología molecular analiza promedio de 12 mil muestras de COVID-19 mensuales

Compartir

El responsable del Servicio de Biología Molecular del Hospital de Alta de Complejidad “Pte. Juan Domingo Perón”, Bioquímico Mauricio Figueredo explicó como desde su área se fueron adaptando para dar respuesta a la demanda de diagnóstico del covid-19 en este contexto de pandemia.

“Cuando comenzamos con la pandemia el Instituto Malbrán era el único centro del país autorizado para procesar muestras para la detección del Coronavirus COVID-19. Nosotros gracias al apoyo del Gobierno de la Provincia el 30 de marzo del 2020 recibimos una capacitación y los primeros insumos para realizar los testeos y el 1 de abril del mismo año estuvimos largando las primeras PCR para covid-19 éramos los únicos que hacíamos en ese momento y hasta el mes de diciembre teníamos centralizado en la provincia hasta se fueron habilitando más laboratorios con el método de PCR isotérmica” comento el profesional.

Luego agregó “fue un año de un gran desafío para todos los que formamos parte de biología molecular, como para todo el equipo de Salud porque nosotros contamos con equipamientos y somos parte de la red de laboratorios nacionales que realizan influenza, como, por ejemplo, dengue teníamos el conocimiento de la técnica y además veníamos trabajando en los otros virus».

Consideró que «El desafío del Covid-19 era en cuanto al volumen de muestras y el tema de la seguridad personal, pero gracias a la capacitación y que contábamos con la cabina de bioseguridad permitió que durante el 2020 el equipo de trabajo no tuvo contagios”.

Recordó que en el mes de abril y tras la certificación de las cabinas y el control de calidad a cargo del Instituto Malbrán, destacó el apoyo recibido por parte de los directivos del HAC, en la provisión de insumos necesarios para el trabajo.

Números

”El trabajo sigue, no se detiene nosotros estamos alrededor promedio de doce mil muestras mensuales en los últimos tres meses, hay menos casos por todo lo que se viene trabajando en la inmunización por la vacuna y todo el trabajo del equipo de Salud, pero los testeos continuan” explicó Figueredo.

Detalló además que en el área se fueron incorporando diferentes equipamientos y recurso humano para poder afrontar más que nada el volumen de muestras. «Se instaló una cabina de bioseguridad en nuestro Laboratorio y otra en el Laboratorio de Análisis Clínicos que la usamos nosotros también, se instalaron nuevas microcentrífugas en su momento y luego unos equipos que se utilizan para la extracción automatizada del RNA de las muestras el hisopado, es el paso previo para la PCR en tiempo real» explicó.

Al finalizar expresó “realmente va a quedar en nuestra memoria todo lo que fue el trabajo y esfuerzo realizado que no es solo del Laboratorio en sí, sino que hay administrativos, personal de informática, personal de bioingeniería que están siempre con la instalación de equipos o cualquier desperfecto. Trabajamos de manera multidisplinaria que fue lo que permitió afrontar el desafío más grande que tuvimos en nuestra carrera”.
Fuente: HAC