Compartir

El intendente de Laguna Blanca, doctor Ricardo Miguel  Lemos, presidio los actos centrales conmemorativos al 105 cumpleaños de la localidad, fecha que la encuentra en un proceso de crecimiento en todos los órdenes.

Tras el izamiento de los pabellones nacional y provincial en el mástil municipal, el jefe comunal aludió a los avances en todos los campos, sobre todo en el fortalecimiento de la infraestructura básica para el desarrollo tanto económica cuanto social, y la antigua aldea surgida con la radicación en la zona de Isabelino Alfonso y su esposa Presentación Sosa se ha convertido en una ciudad moderna.

“Tenemos un “hijo ilustre” como el doctor Gildo Insfrán, conductor de un modelo político que brinda a cada pueblo las herramientas necesarias para el desarrollo pleno”, pondero, situando al gobernador como “el gestor de los sueños de nuestros pioneros y generador de las condiciones para que las futuras generaciones es de formoseños tengan un proyecto de vida en su tierra”.

Elogio a la comunidad lagunense y para las autoridades provinciales por el acompañamiento brindado para la organización de las festividades por el nuevo cumpleaños del pueblo a partir de haberse reconocido oficialmente la fecha del 22 de junio de 1914 como el de la fundación ligándola a la de la creación de la escuela nacional número 22 y actual escuela de frontera número 6 “José Hernández” de la que fuera alumno el primer mandatario.

Y este reconocimiento a los lugareños se plasmo en el desfile posterior donde los más diversos sectores sociales de la comunidad, se sumaron masivamente, chicos, jóvenes y adultos, campesinos con sus implementos y maquinarias le dieron un tinte muy especial y representativa de la Laguna Blanca productiva.