Laguna Blanca se fundó en coincidencia con la habilitación de la Escuela Nacional N°22

Compartir

Reconocida por sus actividades educativas y culturales así como el protagonismo de su comunidad en su evolución integral, Laguna Blanca celebra este 22 de junio el centésimo octavo aniversario de su fundación que se estableció a pedido de los vecinos al gobernador Juan José Silva tomando como punto de partida la habilitación de la Escuela Nacional N°22, actualmente Escuela de Frontera N°6.

El gobernador Luna Olmos en 1905 y el destacado José Fernández Cancio en sus memorias citan a Don Isabelino Alfonso como el primero en habitar esa zona y esa es la razón, además de considerarse los rasgos solidarios del productor, se decidió denominarla Colonia Alfonso.

En su relato, Mixdonio Portillo revela que Don Isabelino Alfonso contaba con muchos peones y que cada familia tenía su propia chacra además de construírseles viviendas y proveérseles de vacas para que la producción de leche y carne fuese abundante y suficiente, posibilitando que paulatinamente se conformara un pequeño conglomerado poblacional que se fue consolidando como un pueblo.

El 7 de marzo de 1914 el ministerio de Agricultura de la Nación creó la colonia agrícola Pastoril en las tierras conocidas como Colonia Alfonso y, desde ese año hasta 1952, se realizaron diez trabajos de mensura para ordenar el asentamiento de los pobladores.

En ese tiempo, la zona comienza a denominarse Laguna Blanca cuyo nombre deviene del inmenso y claro espejo de agua situado a pocos kilómetros del poblado.

Pero es en el año 1911 que se registra la presencia de sacerdotes franciscanos en el lugar. Ellos utilizaban la ruta que se originaba en Clorinda y los llevaba hasta Misión Tacaaglé por lo que hacían un alto en la colonia para bautizar a los primeros cristianos en el poblado.

Previamente, en 1905, se crea un destacamento ambulatorio de la Policía de Territorios Nacionales y en 1915 se establece la estafeta postal que era atendida por el director de la escuela, don Juan Bautista Dominici.

En su referencia a los orígenes de la ciudad que hoy celebra 108 años, Portillo puntualiza que en 1917 se instala una Oficina de Registro Civil y el Juzgado de Paz; mientras que el 8 de julio de 1946 es reconocida la primera Comisión de Fomento de Laguna Blanca que tuvo a Carlos Sorrento como a su primer presidente.

En 1941 se instala una Sección de Gendarmería Nacional, el 6 de marzo de 1945 fray Aldo Bollini organiza una comisión pro templo y en 1951 la nueva capilla se habilita proclamándose a San Francisco de Asís, como el santo patrono del pueblo a solicitud del recordado sacerdote Francisco Palacios.

Refiere Mixdonio Portillo que con el paso de los años y mediante iniciativa de los vecinos se fueron creando numerosas instituciones, entre ellas la Cooperativa de Agua Potable, la Cooperativa Telefónica y otras importantes entidades fruto de las iniciativas sociales, culturales y deportivas.

Entre los vecinos que desplegaron una intensa labor comunitaria se menciona al doctor Miguel Ortiz ,médico de la zona; el doctor Pedro Euclides Insfrán nacido en Laguna Blanca y cuyo nombre lleva el imponente Hospital Distrital que se halla en su fase final de construcción edilicia y que cuenta con moderno equipamiento para responder a la demanda de los pobladores de esa región, así como el primer farmacéutico, Juan R. Sainato y los médicos Juan Carlos Quintana y Hugo César y María Carmen Recalde.

El relato histórico menciona, entre otras tantas cosas, la instalación durante el gobierno del general Juan Domingo Perón y en el marco del Primer Plan Quinquenal, de la primera desmotadora oficial de algodón, la construcción del edificio para la Escuela de Frontera N°6, la sede del Correo y el hospital lugareño.

En el abordaje de los temas educativos, Portillo recuerda con aprecio a los docentes que dejaron plasmada en el alma de la comunidad sus improntas como docentes y su servicio altruista y patriótico a la comunidad citando a doña Candelaria Godoy de Dominici y a Don Elías Fernández Carrizo, entre otros.

En 1969 se crea la Escuela Agrotécnica que entregó sus primeros egresados a la comunidad en 1971.

Ese mismo año por iniciativa del padre Francisco Palacios fue constituía la Liga de Madres de Familia integrada por damas con vocación de servicio; y en 1979 se habilita la Guardería Infantil del Niño Jesús, actualmente presidida por Margarita de Portillo que cuenta con una matrícula de casi 100 alumnos con salas para chicos de 2,3,4 y 5 años atendidos por cinco docentes y una directora.

Los lagunenses se sienten orgullosos de su ciudad y no se olvidan de mencionar que cuentan con un complejo polideportivo altamente moderno, con las instalaciones ideales para la realización de las más variadas competencias deportivas y actividades de índole cultural, un rubro en el que resalta Laguna Blanca.