Compartir

Desde hace tiempo y agravándose en los últimos meses, encontrar animales sueltos en las rutas de nuestra provincia es algo frecuente y extremadamente peligroso, lo que ha llevado a la Defensoría del Pueblo a solicitar formalmente tanto al jefe de la Policía de la Provincia para que a través de la  Unidad Especial de Asuntos Rurales (UEAR),involucrando también al Ministerio de Producción y Ambiente para que interactúe en esta temática con los Municipios, Comisiones de Fomento y con la Sociedad Rural de Formosa, además de Gendarmería Nacional,  de forma tal que ante la presencia de animales sueltos, tanto en rutas nacionales, provinciales, caminos vecinales y espacios públicos, procedan al inmediato secuestro de los mismos y se de intervención a los Juzgados de Paz para la aplicación de las normas contenidas en el Código de Faltas con la aplicación de fuertes multas o arresto de los propietarios de los animales y si no se los pudiere individualizar, que S.S decida disponer fundamente de los mismos.

El Ombudsman José Leonardo Gialluca, señalo que “la presencia de animales sueltos en las rutas es algo permanente – la mayoría de ellos caballos y animales de granja como cerdos y chivos-, también vacunos, que han producido accidentes permanentes costándole la vida a familias enteras y a centenares de  ciudadanos. El peligro se presenta a cualquier hora y no se vislumbra una solución al respecto, los controles son escasos y la colaboración de los ganaderos no ayuda para erradicar este flagelo, ya que los cuidadores o puesteros no toman conciencia del riesgo que representa para la seguridad vial el dejar animales libres en rutas y caminos”.

En este contexto, es que decidieron impulsar institucionalmente un programa que han denominado: “No a los animales sueltos”, y confían en “tener la colaboración no solamente de las fuerzas de seguridad, sino de todos los actores que están involucrados en esta cuestión y aunando esfuerzo en una problemática compleja podremos evitar que sucedan más tragedias en nuestras rutas”

“El alambrado es una vez más, la solución para los animales sueltos, aunque reconocemos que no es la única posibilidad ya que a ello debemos sumarle la responsabilidad de los propietarios o cuidadores de los animales y sabemos que esto representa una importante inversión y que no es 100% efectiva y por ello, las medidas deben ser drásticas: fuertes sanciones y secuestro de los animales”, fue expuesto. Asimismo, se sugirió  a los propietarios de establecimientos que “controlen sus alambrados y a los conductores que ante la presencia de animales, disminuyan la velocidad puesto que tocar bocina, en ocasiones produce reacciones impredecibles”.

Por ello también es que “pedimos a todos los ciudadanos que cuando observen animales sueltos, procedan inmediatamente a denunciar el hecho a la seccional policial más cercana, al 911 o a los números telefónicos  de los municipios, de las comisiones de fomento, de Gendarmería que iremos proporcionando a medida que este Programa de “No a los Animales Sueltos”,  nos permita con la colaboración de todos, poder erradicar este peligro para el tránsito y desde ya ofrecemos nuestros números telefónicos: 08004441770, 03704436379- 4436320, y también los correos electrónicos depuefor@fibertel.com.ar; denuncia@formosa.gov.ar; para que se denuncie toda irregularidad, la cual será inmediatamente trasladada a las autoridades competentes”.