Compartir

La Defensoría del Pueblo de la Provincia remitió una formal actuación a los bancos con sucursales locales, para que arbitren las medidas necesarias a fin de “agilizar” la atención de jubilados y pensionados provinciales y nacionales quienes, mensualmente, deben soportar largas esperas a fin de acceder al cobro de sus haberes. Sobre el particular, el Ombudsman José Leonardo Gialluca, manifestó: “Recientemente, el Banco de la Nación, Sucursal Formosa, inauguró un CORP sobre la calle Fontana entre España y Saavedra y anteriormente lo había hecho el Banco de Formosa SA en el barrio Eva Perón, con la intención de terminar las ya tristemente conocidas y prolongadas filas. No obstante, remarca el funcionario, la problemática persiste ya que, como lo reconocen los mismos representantes de las entidades citadas, por una cuestión cultural, especialmente el jubilado, prefiere realizar el cobro sus salarios por ventanilla, lo que provoca un enorme congestionamiento los días de pago.

Es por dicha razón que el Organismo de la Constitución, en aras de encontrar alternativas para evitar prolongadas esperas a los beneficiarios, en su mayoría personas de la tercera edad o que padecen algún tipo de dolencia psicofísica, es que propone a los bancos el despliegue de acciones alternativas, pues está visto que la solución no pasa por ampliar los espacios para realizar interminables filas o inaugurar más cajeros que la gente no utiliza, sino formar adecuadamente a los clientes, que no encuentran otra opción de cobro de sus haberes que la de acudir a las ventanillas de los citados bancos.

La propuesta puede materializarse desplegando programas que, a corto y mediano plazo, permitan y capaciten a los agentes pasivos para el uso de los dispositivos automáticos (cajeros) para retirar efectivo, así como para que comprendan y hagan uso de las formas de pago electrónico que es donde creemos se encuentra la génesis del problema. Se podría trabajar con Asociaciones Civiles que atienden a los Jubilados y Pensionados, como los “Centros  que los nuclean” y que se encuentran ubicados tanto en ésta capital como en todo el interior de la Provincia. Esperamos que la propuesta sea bien recibida, finalizó diciendo el funcionario, en aras de la mejora en la calidad de la atención de las entidades bancarias, lo que incidirá en beneficios para un sector muy sensible y por ende vulnerable, de nuestra comunidad”.