Las acciones contra el Chagas avanzan en el oeste

Compartir

Como parte del proyecto que apunta a erradicar la vinchuca y fortalecer la prevención de la enfermedad

En zonas periurbanas y rurales, en distintos puntos del territorio formoseño, el Gobierno de la Provincia, a través del Ministerio de Desarrollo Humano, lleva a cabo periódicamente operativos integrales programados, destinados a la detección y control de la vinchuca, insecto vector que transmite la enfermedad de Chagas. 

En un nuevo despliegue, la campaña fue intensificada en el oeste provincial, en el paraje Lamadrid y en la localidad de Ingeniero Juárez, por medio de un trabajo en simultáneo, llevado adelante por los técnicos y operadores sanitarios afectados a dicha tarea.

Desde el departamento de Vectores de la cartera de salud, comentaron que en Lamadrid fueron concretadas actividades destinadas al control vectorial de las vinchucas, lo que incluye “cartografía, registro con GPS, numeración de viviendas, evaluación y tratamiento químico con insecticida según las normas establecidas”.

Precisaron, que lo anterior se realiza mediante la visita casa por casa, la revisión minuciosa del interior y de los patios, más la evaluación y el rociado con insecticidas específicos.

Igualmente, entre las acciones de prevención, los operadores concientizaron a las familias sobre la importancia de implementar cada una de las medidas destinadas a evitar la presencia de la vinchuca en la vivienda, teniendo en cuenta que usualmente se aloja en los huecos y grietas de las paredes, detrás de los muebles u objetos que no se mueven por mucho tiempo.

Por ese motivo, insistieron en mantener la vivienda limpia y ordenada, tanto adentro como en los alrededores; cada tanto, mover los muebles y objetos de lugar prestando atención a la presencia de vinchucas y dando aviso al personal de salud para que realice la intervención inmediata.

Juárez

En relación a Ingeniero Juárez, informaron que allí, en las zonas rurales de la localidad, se está trabajando para consolidar el trabajo que se viene haciendo en los últimos años.

“Por eso, en esta etapa, se completa un nuevo ciclo de evaluación y tratamiento químico de viviendas en el área mencionada. En esta oportunidad, las actividades están orientadas a cubrir las viviendas que estuvieron cerradas anteriormente, ya que sí fuesen positivas a la presencia de vinchucas y aún no fueron fumigadas, podrían infestar a las viviendas vecinas”, detallaron.