Compartir

A pesar de la persistente llovizna que se registró desde horas tempranas sobre la capital formoseña, las ferias francas que lleva adelante el Instituto PAIPPA se desarrollaron este viernes 30 con una buena concurrencia.

Desde las 6 de la mañana y hasta las 13 horas, la actividad se cumplió con normalidad en los dos puntos de comercialización: el playón del organismo en la calle Padre Grotti N° 1040 y el excentro comercial del barrio La Paz.

“Si bien la mañana se presentó gris, el agua es una bendición, así que ojalá llegue a cada rincón de la provincia, donde hace falta”, manifestó en declaraciones recogidas por AGENFOR Pamela Moreyra, responsable del Área de Comercialización del IPAIPPA.

Destacó que “hubo una buena concurrencia de los vecinos que nos siguen eligiendo viernes tras viernes, llevando la producción paippera a la mesa de sus familias, colaborando así con la economía del pequeño productor”.

En ese marco, comentó que “en el playón contamos con productores de Herradura que por segundo viernes nos acompañaron, muy contentos porque se vende muy bien”.

“También estuvieron los compañeros de Laguna Naineck, que trabajan con la coordinadora Norma Galeano, que van chacra por chacra recolectando la producción de cada paippero, la traen a comercializar y luego vuelven a pagarles por todo lo vendido a las familias de la Capital”, agregó.

A su vez, indicó que la próxima semana se sumará a ese espacio un productor de El Alba, con huevos, quesos y otros productos.

Consultada sobre qué productos tienen más demanda en ese punto de comercialización, precisó: “Lechuga, acelga y rúcula son las estrellas”.

“Realmente estamos muy contentos porque las familias formoseñas siguen eligiendo a las ferias francas”, realzó.

De esta manera, se cumplió con otro viernes de ferias paipperas en Formosa Capital, donde queda plasmada esta acción integral para los pequeños productores y los consumidores, una política alimentaria que desde el Modelo Formoseño despunta como un modelo en el país.