Las ferias paipperas tuvieron ventas superiores a las ediciones anteriores

Compartir

Así lo destacaron desde la organización, tras su retorno a inicios de este mes en la ciudad de Formosa

Durante la mañana de este viernes 20, se llevó a cabo una nueva jornada de las ferias francas del Instituto PAIPPA, en sus dos puntos de ventas habituales: el playón del organismo sobre calle Padre Grotti 1.040 y el punto ferial del barrio La Paz, en la ciudad de Formosa.

En ese marco, en declaraciones a la Agencia de Noticias Formosa (AGENFOR), el coordinador por parte del organismo provincial, Pablo Ortiz, señaló que las ventas fueron muy positivas, incluso resultaron superiores a las ediciones anteriores que hubo, desde que retornó la actividad el pasado 6 de agosto.

Relató en ese sentido que, en el puesto del barrio La Paz, “muchos feriantes se fueron retirando antes de finalizada la jornada prevista a las 13 horas, ya que se quedaron sin mercadería”.

En esos puntos de comercialización abiertos al público se ofrece una amplia variedad de frutas y verduras de estación. Lo mismo sucede con productos de elaboración artesanal, como quesos criollos, dulce de mamón, escabeches, entre otros.

Pablo Ortiz, coordinador de las ferias francas

Ello ocurre desde la creación de las ferias paipperas hace ya 22 años, puso de resalto Ortiz, remarcando que la principal característica que tienen esos espacios “es ofrecer al consumidor productos alimenticios por debajo de los precios del supermercado y las fruterías”.

Rotundo éxito

Asimismo, respecto a cómo fue la jornada de este viernes, la tercera desde que se habilitara nuevamente la actividad tras el parate por varios meses a causa de la pandemia COVID-19, evaluó que “ha sido la jornada en la que mejores ventas hemos tenido”.

Marcó que este éxito también estuvo acompañado por el clima, ya que ante las altas temperaturas reinantes, “la comunidad fue más temprano a realizar sus compras”.

Por último, cabe señalar que, atento al contexto del COVID-19 y en resguardo de la salud, en los puntos de ventas se respetan todos los protocolos sanitarios, contándose con los elementos de bioseguridad, provistos por la organización.