Compartir

Manejo en consultorios externos, uso de E.P.P y RCP fueron los temas abordados en una nueva capacitación

Una nueva charla – taller para actualizar los conocimientos, en cuanto al manejo de COVID – 19, fue realizada en el hospital distrital de Las Lomitas, dirigida a todo el personal de salud con el objetivo de ampliar y profundizar los conocimientos en cuanto a esta enfermedad.

Como se viene haciendo desde principios de la declarada emergencia sanitaria nacional, a consecuencia de la pandemia por COVID – 19, el Gobierno de Formosa, a través del Ministerio de Desarrollo Humano, continúa sin pausa en la preparación teórica y práctica de los equipos de salud de toda la provincia, a fin de que estén preparados para un mejor abordaje de esta enfermedad viral que reviste un alto nivel de contagio.

En esta oportunidad, los temas tratados fueron: uso de los elementos de protección personal (E.P.P), Reanimación Cardiopulmonar básica (RCP), en tiempos de COVID, y los protocolos a seguir para la atención en consultorios externos del servicio de Atención Primaria de la Salud.

Sobre el uso de los E.P.P. -guantes, barbijos, cofias, camisolines, mamelucos, máscaras, botas y gafas; remarcaron los momentos en los que deben utilizarse cada uno, teniendo en cuenta las prácticas a realizarse y el nivel de contacto con el paciente. Al mismo tiempo hicieron hincapié en el momento de “retirarlos y desecharlos para evitar contaminaciones y una posible transmisión del virus.

Por su parte, acerca de la reanimación cardiopulmonar básica, se describieron los pasos a seguir, bajo estrictos protocolos que disminuyan los riesgos de contagio para el equipo de salud, teniendo en cuenta que esta técnica implica el contacto estrecho con el paciente, lo que significa un factor adicional en la posible transmisión del virus.

Para ello, se concretaron simulacros a modo de taller, en los que se destacó la necesidad de continuar brindando a los pacientes que así lo requieran, un RCP oportuno y de alta calidad, en función de lo que representa frente a un episodio que acarree un peligro de muerte.

En la misma línea, sobre la atención en consultorios externos, fueron repasadas las medidas dirigidas a la protección de la salud de los trabajadores. En este marco, pusieron énfasis en el cumplimiento de las medidas a controlar y disminuir la transmisión del virus.

Aseguraron que la higiene de manos es la medida principal de prevención y control de la infección. “Efectuar la higiene de manos antes y después del contacto con los pacientes y después del contacto con superficies o equipos utilizados que puedan haber sido contaminados”, recomendaron como cuidado fundamental.

Asimismo, insistieron en asegurarse una correcta limpieza y desinfección (con solución de hipoclorito de sodio al 1% en las superficies altamente tocadas como por ejemplo: picaportes, camillas, escritorios, llave de luz, grifos, lavatorios, etc.) luego de la atención de cada paciente. En tanto, se explicó cómo debe hacerse la limpieza del consultorio en general, con agua, detergente y luego con lavandina.

Y finalmente reiteraron los protocolos a seguir y las medidas de bioseguridad que deben cumplirse en los casos de la atención a pacientes con síntomas respiratorios, subrayando “el triage” como paso indispensable.