Compartir

El formoseño se llevó la máxima distinción de la 57° edición del Festival Nacional de Doma y Folklore, en Jesús María, en la categoría de artistas musicales: el de consagración. 

Lázaro, quien debutó en los escenarios a los 12 años, actuó en el festival de doma y folklore el miércoles 11 de enero, brindando un show único con el que se ganó el cariño de todo el público. 

Al subirse el locutor para despedir al cantante formoseño, la gente coreaba su nombre, pidiéndole que siga cantando. Sin embargo, respetando los tiempos programados por la organización, él prometió volver y se bajó, dando lugar a la competencia de jineteada.

De esta manera, el domingo 15, mientras él se encontraba actuando en el festival del Rodeo Grande, en Catamarca, sus padres recibieron el premio en su nombre.

Sobre esto, Lázaro Caballero, expresó que “estoy super feliz porque era unas de las metas a cumplir y se me pudo dar este año”.  

Contó que estando en pleno show, el sábado 14, en Tafí del Valle, Tucumán, su manager lo llamó, entre tema y tema, para contarle que tenía que ir a recibir el premio a Jesús María.

“En ese momento no sabíamos si era revelación o consagración y tampoco nos daban los tiempos para trasladarnos hasta Córdoba, ya que ese mismo domingo teníamos que cumplir el compromiso en Catamarca”, explicó.

Expuso que cuando lo vio su padre recibir ese premio tan soñado “fue un regalo muy lindo para él y me emocionó muchísimo”.

Asimismo, al referirse a su paso por el escenario mayor “Martín Fierro” de Jesús María, expresó que “la actuación fue muy emotiva porque la gente no nos dejaba bajar y nos sorprendió mucho”.

“Agradezco, sobre todo, el acompañamiento de todas las personas que fueron hasta Jesús María, pero que también me siguen en cada paso que doy.  Es una de las sensaciones más lindas que tuve, demostrándome mucho cariño y apoyo”, enfatizó.

“Son muchas sensaciones, es difícil de explicar”, señaló, destacando que cuando pisa un escenario “me olvido de todo y solamente soy yo”.

Además, indicó que “son muchos años de sacrificio y de pelearle, aguantando distintas críticas”, pero todo es parte del oficio y respeto mucho las opiniones de todos, resaltó.

Remarcó que, después de este premio, su próximo sueño es llegar a algún teatro de la famosa calle Corrientes en Capital Federal, el Luna Park, o algún otro país. 

Y anticipó que para abril de este 2023 está planeada una gira muy grande por Buenos Aires.