Legisladores nacionales denuncian violación de derechos de mujeres aborígenes en informe televisivo

Compartir

Los senadores José Mayans y María Teresa González junto a los diputados nacionales del Frente de Todos Ramiro Fernandez Patri, Nelly Daldovo y María Graciela parola emitieron un pronunciamiento descalificando el informe que emitió el Canal TN  y los acusaron de violar los derechos de mujeres aborigenes, a quienes “hicieron seguir un libreto”.

El comunicado señala que “el papel discriminatorio y xenófobo que han jugado en los últimos días algunos medios de CABA respecto de las comunidades indígenas del oeste formoseño ha sobrepasado todos los límites”.

“Hace algunos días sus víctimas fueron los niños y niñas de una comunidad aborigen cercana a Ingeniero Juárez, en una clara operación armada violatoria de los derechos fundamentales de niños, niñas y adolescentes; para luego, no conformes con ello y a pesar de las denuncias formuladas ante los organismos de infancia y de derechos humanos y la justicia, no cesar en su conducta destructiva y avasallar de manera feroz los derechos de las mujeres aborígenes” recordaron.

Para los legisladores la acción se ejecutó a través de “notas y relatos totalmente direccionados obligaron y expusieron a mujeres indígenas, con rostros cubiertos, temerosas de equivocarse en el guión previamente instruido, a la denigración total, menospreciando no solo su condición de mujeres, su pertenencia a los pueblos originarios sino también su calidad de formoseñas”.

Un desconocimiento total

Abundaron en señalar que esta manipulación de la realidad “evidencia un total desconocimiento de las políticas públicas sanitarias, educativas, de infraestructura, saneamiento, sociales y productivas que viene desarrollando planificadamente el gobierno provincial teniendo en cuenta la cultura y las costumbres de las comunidades aborígenes. La pretensión de querer instalar un falso relato fundado en la falacia, en el agravio y en la violencia simbólica deja en evidencia la verdadera intención de estos medios de comunicación”.

“Somos conscientes que estos medios se caracterizan por su acérrima oposición a los gobiernos con tinte nacional y popular, donde la justicia social es la prioridad” subrayaron.

Por ello es que los legisladores adelantaron que “No vamos a permitir ningún tipo de atropello y discriminación contra las personas que habiten el suelo formoseño. Hemos trabajado mucho y durante mucho tiempo por la reivindicación y el crecimiento de los pueblos originarios, no estamos dispuestos a soportar que la deshumanización de las personas y la invisibilización del proceso de transformación revolucionaria del modelo formoseño sea el instrumento en el cual canalizan su odio a Gildo Insfrán y al peronismo”.

“Reconocemos y reivindicamos, como formoseños y formoseñas, nuestro orgullo de pertenecer a una provincia multiétnica y pluricultural, una provincia que ha sido pionera en política indígena, una provincia que a través del modelo formoseño, ha sabido reconocer y respetar esa interculturalidad para plasmarla en políticas públicas concretas y cuyo único destinatario es el pueblo” señala el comunicado.

“Sabemos que el pueblo formoseño es esclarecido, orgulloso de sus orígenes y fortalecido, que apoya las políticas públicas que, bajo la conducción de Gildo Insfrán, permitieron el crecimiento de una provincia siempre ignorada desde el centralismo del puerto de Buenos Aires. Reafirmamos fervientemente que los intereses, la salud y la vida de  las formoseñas y formoseños no se negocian, a pesar de estas operaciones mediáticas y políticas seguiremos a paso firme trabajando especialmente en la preservación social y cultural de las comunidades aborígenes, la defensa de su patrimonio y sus tradiciones, el mejoramiento de sus condiciones económicas, su efectiva participación en el proceso de desarrollo nacional y provincial” cerraron.